El área metropolitana intensifica las tareas de desinfección y control para frenar la expansión del Covid-19

La reunión se celebró por videoconferencia dada la situación actual y las restricciones impuestas
|

Las últimas restricciones establecidas por la Xunta “cierran” casi el 100% de los municipios del área metropolitana para contener la expansión del Covid-19. Unas medidas a las que ahora se suman las adoptadas por los propios ayuntamientos que, en cumplimiento de la norma y ante el aumento de los contagios, anunciaron una serie de acciones como la clausura de espacios culturales y de ocio dispuestos por Arteixo, Sada y Betanzos. 

Así, el municipio arteixán decidió, por recomendación de las autoridades sanitarias y por seguridad, cerrar al uso las áreas infantiles de todo el ayuntamiento y solicitó la colaboración ciudadana en las medidas preventivas que se están estableciendo para impedir el avance del Covid-19.

Por su parte, el Gobierno de Oleiros indicó que, ante las nuevas restricciones y “a imposibilidade de usar duchas e vestiarios por parte das persoas usuarias das instalacións”, cierra “os complexos deportivos municipais de Perillo, A Fábrica, Oleiros e Dorneda”. 

Los alcaldes del área mantuvieron un encuentro virtual con responsables de Sanidade, con los que abordaron la evolución en cada uno de sus ayuntamientos y la colaboración para variar la tendencia de la curva del Covid-19.

Ofrecimiento
Desde la capital brigantina, María Barral trasladó a la Xunta su “colaboración en todas aquellas actuaciones que considerasen necesarias” y ofreció  instalaciones municipales  para que los sanitarios “puedan realizar aquellas tareas que consideren como, por ejemplo, la vacunación cuando se amplíe el programa” tratando así de poner todos los servicios a su alcance “a disposición de las autoridades sanitarias para atender a los vecinos de Betanzos”.

Además, anunció que tras la entrada en vigor del cierre perimetral se acordaron una serie de medidas como la de aplazar las actividades culturales previstas para los días 22 y  30 de este mes, así como las actividades extraescolares en aplicación de las restricciones decretadas por la Xunta según lo dispuesto en el DOG. También se suspenden los cursos en la piscina municipal y en los centros sociales y, a la espera de la evolución de los datos, tiene previsto suspender la feria del día 1.

La primera edil también mantuvo en los últimas horas una reunión de coordinación con Servicios Sociales, Policía Local y Protección Civil para analizar diversos protocolos de atención ante el aumento del número de casos positivos en Betanzos. 

En este sentido, trasladó también la colaboración de todos los servicios a los responsables del Centro Pai Menni “con un importante número de afectados” e incidió en que se mantienen los servicios de atención por parte del Concello, con el programa de llamadas que realiza Servicios Sociales a los mayores y los teléfonos de atención de Protección Civil “para atender cualquier necesidad que se produzca, especialmente, de personas mayores que vivan solas”, añadió Barral.

El alcalde de Culleredo, José Ramón Rioboo, apostó también por medidas en el transporte público, por lo que pidió el refuerzo de la línea de bus metropolitana entre San Pedro de Nós y A Coruña, que da servicio a O Burgo, después de que los usuarios le trasladasen su preocupación por la elevada ocupación en las horas punta y propuso “que aumenten al menos temporalmente las frecuencias o el número de vehículos”, teniendo en cuenta la difícil situación.

El área metropolitana intensifica las tareas de desinfección y control para frenar la expansión del Covid-19