Los vecinos reclaman más servicios sociales en los presupuestos de 2014

El Ideal Gallego-2013-10-18-003-c7f23d00
|

En el Ayuntamiento se encuentran inmersos en plena elaboración de los presupuestos municipales para 2014, y los vecinos alertan de las necesidades de la ciudad antes de que el alcalde, Carlos Negreira, apruebe el reparto definitivo de las partidas. Si hace unos años las prioridades de los coruñeses pasaban por tener una ciudad con unos espacios públicos de “última generación”, sus demandas se centran ahora en lo social, por eso reclaman al gobierno local que en sus cuentas del próximo año se incluyan nuevas medidas que ayuden a las personas con menos recursos o en dificultades.
“É preciso mellorar os servizos sociais, pero non convertindo as iniciativas en accións de caridade”, señala el presidente de la asociación de vecinos de Monte Alto, Alberte Fernández, que asegura que en la entidad son conscientes de que existen muchos vecinos en el barrio “que o están a pasar mal”. “Hay mucha gente que está durmiendo en la calle y el Ayuntamiento debe tomar las medidas oportunas”, recalca la presidenta de la asociación de federaciones de vecinos, Luisa Varela, que se queja, al mismo tiempo, de una falta de atención del equipo de Carlos Negreira al movimiento vecinal. “No nos han llamado para tratar con nosotros los presupuestos del próximo año cuando antes eso era algo que siempre se hacía”, reprocha.
Dotar de un mayor protagonismo al área de servicios sociales no es lo único que quieren los coruñeses. En la asociación Vecinos en Acción de Sagrada Familia, Os Mallos y Vioño, su presidente, Luis Ramos, demanda una partida que permita que el Ayuntamiento ponga remedio a las obras abandonadas que se reparten a lo largo de todo el distrito  que, alerta, suponen un foco de “insalubridad”, además de la inseguridad que, dice, genera para el resto de las viviendas.
En Monte Alto, Fernández demanda más actuaciones para mejorar la movilidad y hacer accesibles todas las calles –en Marconi, por ejemplo, se queja de que la acera “é virtual”–, pero, sobre todo, reclama que se recupere el convenio para la biblioteca del barrio.
Otro de los aspectos que destacan los vecinos es la seguridad. En la asociación Ensenada del Orzán, Aure López, cree que el Ayuntamiento debería incrementar los recursos para garantizar que se cumplen las ordenanzas municipales.

reparto
Para el presente ejercicio, el Ayuntamiento aprobó el año pasado un presupuesto de 238 millones de euros, de los que 11 millones se destinaron al área de Urbanismo para la “modernización” de los espacios públicos. Una de las inversiones más aplaudidas por los vecinos fueron los 900.000 euros que se asignaron para la mejora de la accesibilidad, que permitió dar continuidad a las ayudas para la instalación de ascensores por toda la ciudad.
En el caso de servicios sociales, el departamento que dirige Miguel Lorenzo se llevó 15,3 millones de euros, un presupuesto “histórico” tal y como lo definió el alcalde, Carlos Negreira, durante la presentación de las cuentas para 2013. n

Los vecinos reclaman más servicios sociales en los presupuestos de 2014