La posesión no da triunfos

11 noviembre 2015 Entrenamiento del Deportivo en Abegondo
|

 

Tener la posesión del balón no es sinónimo de triunfo. En el caso del Deportivo, más bien, es lo contrario. Ni una de las victorias que ha logrado esta temporada se han producido con más balón que el rival después de los noventa minutos de juego.
De las primeras once jornadas de la Liga, el equipo que entrena Víctor Sánchez del Amo dispuso de más tiempo con el esférico que su oponente en cuatro encuentros. El balance en esos compromisos fue de dos empates y dos derrotas.
El récord de posesión del Deportivo se remonta al encuentro ante el Sporting de Gijón en el estadio de Riazor. En ese compromiso, los blanquiazules superaron el 60%, pero no le sacaron rendimiento a ese porcentaje.
Los deportivistas estuvieron atorrijados los primeros diez minutos de partido, en los que el Sporting se adelantó con dos goles similares, después de un centro desde la derecha y un remate en el área, libre de marcaje. Los  coruñeses se repusieron de su empanada inicial e incluso lograron el empate provisional antes de la media hora.
Con los blanquiazules lanzados en ataque, el Sporting les sorprendió en un contragolpe defendido de forma pésima. Álex Menéndez desequilibró el choque cuando quedaban once minutos de la primera parte.
No hubo más goles antes del ecuador del choque, y tampoco en la segunda mitad a pesar de los intentos del Deportivo, que tuvo la posesión.
Antes de la cita con el Sporting, el Deportivo ya había superado a su rival en lo que a posesión se refiere en la primera jornada de la temporada, ante la Real Sociedad. 
Ese es el segundo partido en el que más tiempo tuvo el balón, casi el 60%. Sin  embargo, las intervenciones de Rulli evitaron que el conjunto coruñés inaugurara la Liga con victoria. El Deportivo apenas inquietó a la Real en el primer tiempo, pero sí en el segundo, en el que el portero del conjunto vasco sacó adelante el trabajo.
Para encontrar la siguiente cita del curso con mayor posesión de los deportivistas hay que avanzar hasta el partido ante otro equipo vasco, el Athletic de Bilbao. El Depor volvió a quedarse cerca del sesenta por ciento de tiempo con el balón en su poder. La fe del equipo le permitió rescatar un punto en un partido que parecía perdido. El Athletic lo tenía en su mano con dos goles de ventaja a falta de once minutos.
El otro partido en el que la posesión fue para el Deportivo, el marcador acabó en derrota (2-0). El escenario, La Rosaleda de Málaga.

La posesión no da triunfos