El PP arroja más sombras sobre el proyecto de la Marea para Santa Lucía

Rosa Gallego criticó la actuación del Gobierno local respecto al mercado y centro de salud de Santa Lucía | patricia g. fraga
|

El grupo municipal popular anunció que volverá a llevar la polémica por el mercado y el centro de salud de Santa Lucía al pleno del próximo lunes para reclamar al equipo de gobierno que escuche las propuestas de los vecinos. Además, denuncian varias “casualidades” en relación con la empresa que ganó el concurso.

La portavoz de la formación, Rosa Gallego, puso de manifiesto una serie de circunstancias como que una de las socias de la empresa que se llevó el concurso de reforma de la plaza de abastos es una de los “99 firmantes iniciales del manifiesto de la Marea”.

Otra de estas situaciones es que el plazo para presentar propuestas para la adjudicación fue de 15 días naturales “en plenas navidades”. Este período comenzó el 17 de diciembre de 2016 y se cerró el 2 de enero. A este concurso se presentaron dos empresas, la que lo ganó “con una puntuación cercana a la máxima”, explicó Gallego, y otra, que quedó fuera en la valoración técnica.

Este aspecto fue criticado también en la presentación del proyecto que hizo la Marea antes de ayer. Un asistente, que se identificó como arquitecto, lamentó que se concediese un plazo tan corto y por encima coincidiendo con el período navideño, lo que le impidió a él y a su compañero articular a tiempo una propuesta. El concejal Xiao Varela respondió que dos empresas se habían presentado, lo que a su parecer demostraba que había tiempo suficiente.

Colaboración previa
Las “casualidades” denunciadas por el PP no acabaron aquí y Rosa Gallego también explicó que el propio Varela le había reconocido en una junta de gobierno que la empresa que ganó el concurso “colaboró previamente con el Gobierno municipal” en este asunto.

La portavoz popular también quiso poner de relieve que un medio de comunicación publicó “antes” de que se llevase a cabo el concurso una recreación virtual de lo que “quería hacer el Gobierno municipal” y que coincide “con la que usó Xulio Ferreiro para presentar a los vecinos el proyecto ganador”.

En relación a estas “casualidades”, la portavoz del PP en María Pita señaló que valorarán la posibilidad de pedir algún tipo de responsabilidad, aunque por ahora no darán ningún paso en este sentido.

Estas situaciones fueron destacadas por Rosa Gallego después de volver a reclamar que el Gobierno local escuche las propuestas que la Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra anunció que presentará próximamente con el objetivo de demostrar que la plaza de abastos y el centro de salud son compatibles en el espacio de Santa Lucía, respetándose los aspectos técnicos necesarios para compaginar estos dos usos.
Rosa Gallego lamentó la actitud que ha mantenido el Gobierno municipal desde el principio respecto a este asunto y repitió que el Ayuntamiento presentó tres alternativas “que sabía que no podían ser aceptadas técnicamente por la Xunta”.


La popular fue más allá y señaló que el “proyecto se hizo con directrices” por parte de la Marea Atlántica, entre las que se incluye la de “separar usos”.


En este sentido, Rosa Gallego criticó que el alcalde, Xulio Ferreiro, no tuvo “voluntad de negociar” con la Xunta ni con los vecinos. Entre otros hechos, destacó que no contemplara la posibilidad de derribar el actual edificio en el que está el mercado para buscar una opción que compatibilice ambos usos. Así, recordó que el edificio “no está catalogado”, lo que permitiría llevar a cabo esta actuación.

Escenario equivocado
La portavoz del grupo municipal popular calificó de “provocación” hacia los vecinos de A Falperra el acto que llevó a cabo la Marea Atlántica antes de ayer en el Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia para dar a conocer algunos aspectos del proyecto de reforma y que estuvo marcado por las protestas de la asociación vecinal del barrio, que declinaron asistir a la presentación pero se personaron en el lugar con pancartas y realizaron protestas.

Rosa Gallego lamentó que se utilizase un acto político para este fin ya que la reforma se va a llevar a cabo con 181.000 procedentes de las arcas municipales y no de la Marea. “Que lo paguen ellos y no los coruñeses”, aseguró al respecto.

Durante este acto, el concejal encargado del área de mercados, Alberto Lema, señaló que la Xunta tenía buena voluntad para llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento, pero que fue “prisioneiro” del Partido Popular coruñés.
Para Gallego esta afirmación respondió a que antes de ayer se creó el clima oportuno para utilizarlo como una “excusa para criticar al Partido Popular”. En contra de posibles intereses partidistas, la portavoz de la formación popular recodó que fueron los técnicos de la Xunta los que hicieron informes que descartaban las tres alternativas planteadas por el Gobierno local.

Finalmente, Rosa Gallego solicitó al Ayuntamiento que mejore la gestión municipal y que no culpe a la Xunta por no aceptar propuestas “inviables”.

El PP arroja más sombras sobre el proyecto de la Marea para Santa Lucía