La oposición denuncia el cambio “antidemocrático” impulsado por Caballero en el pleno de Vigo

22/12/2015 Abel Caballero, alcalde de Vigo. El alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, ha reconocido que en las elecciones generales del pasado domingo el Partido Socialista registró "una ligera caída" respecto a 2011, si bien ha rec
|

Los grupos municipales del PP y la Marea de Vigo denunciaron ayer los cambios que el gobierno de Abel Caballero pretende introducir en el reglamento de funcionamiento municipal, y que, según criticaron, son “antidemocráticos” y obstaculizan la labor de fiscalización que deben realizar los grupos de la oposición, además de “suprimir el control en el Ayuntamiento”. 
Así lo expresó el portavoz de la Marea, Rubén Pérez, quien criticó que, entre los cambios, el PSOE plantea “por primera vez” pedir un mínimo de tres concejales para constituir un grupo municipal. “Es una grave lesión a los derechos democráticos, en una corporación de 27 concejales”, apuntó.
También denunció la intención del Gobierno municipal de eliminar las comisiones de seguimiento de la contratación, o la obligación de que las mociones que van a pleno pasen antes por comisión informativa. “Es una grave bofetada a la democracia”, insistió Rubén Pérez, quien admitió que, de hecho, el PSOE ya “se niega sistemáticamente en Junta de Portavoces a decir qué mociones llevará a pleno”. El portavoz de la Marea también criticó que se “coarta” el derecho a la información de los concejales, porque se aplicarán restricciones a la hora de acceder a los expedientes; y denunció que el alcalde podrá interpretar el reglamento en el Pleno en caso de alguna duda puntual, y será el encargado del orden en el Salón plenario.
Por su parte, el PP se unió a las críticas y aseguró que la nueva propuesta “suprime la transparencia y el control en el Ayuntamiento”. Así, también anunció que, como sus compañeros en la oposición, presentará alegaciones, y pondrá en conocimiento de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que preside el propio Caballero, el “ejercicio de tiranía” que el regidor olívico pretende, a su juicio, realizar en el Ayuntamiento olívico.

Justificación
El alcalde, mientras, salió al paso de las duras críticas y justificó dichas modificaciones en la necesidad de “dar más garantías a la democracia”. 
Caballero recomendó a los grupos de la oposición “que se lean bien” la propuesta del gobierno local, incidíó en que “es el momento de seguir mejorando el reglamento del pleno” y explicó que las modificaciones propuestas por su gobierno se deben a su voluntad de que haya “democracia total”. 

La oposición denuncia el cambio “antidemocrático” impulsado por Caballero en el pleno de Vigo