La luz del Big Ben se apagará por primera vez en setenta años

La torre está cubierta de andamios para iniciar las obras de reparación | REUTERS
|

La histórica lámpara Ayrton Light, situada en lo alto de la Torre de Isabel, la que aloja al famoso Big Ben de Londres, dejará de brillar durante meses, por primera vez en más de setenta años, para ser reparada, confirmó en las últimas horas la Cámara de los Comunes.
Esa luz, ubicada encima del Big Ben, se enciende durante las tardes en las que se celebra una sesión parlamentaria y será reemplazada, mientras duren los trabajos de reparación, por otra luz temporal.
La Ayrton Light se instaló a petición de la Reina Victoria en 1885, que quería poder ver, al anochecer, desde su Palacio de Buckingham –ahora residencia oficial en Londres de Isabel II– a los miembros de ambas Cámaras –Comunes y Lores– mientras celebraban sus sesiones parlamentarias. Desde entonces, sólo se apagó durante las dos Guerras Mundiales.
Aún no se sabe cuándo esa luz, que debe su nombre al abogado y político liberal Acton Smee Ayrton, se apagará ni durante cuánto tiempo, aunque parece que el apagón durará meses.
Por otro lado, hace unos días se supo que también la campana del célebre Big Ben, en la también famosa torre del reloj del Parlamento británico, será silenciada durante cuatro años mientras se llevan a cabo obras de renovación, según anunciaron esta misma semana desde la Cámara de los Comunes.
La campana dejará de sonar a partir de mañana, día 21 de agosto, hasta el año 2021, cuando finalicen las obras, aunque cumplirá su función en fechas especiales como en las celebraciones de Fin de Año y el Domingo de Conmemoración.

Torre de Isabel
El objetivo de ese parón temporal, aunque prolongado, es proteger a los trabajadores que están llevando a cabo las tareas de renovación de la llamada Elisabeth Tower (Torre de Isabel), un nombre que se adoptó en honor al jubileo de diamantes de la reina Isabel II para conmemorar sus sesenta años en el trono, que alberga el reloj y su campana.
Además del trabajo de conservación de la torre, el Gran Reloj será desmontado pieza por pieza para limpiarlo y asegurar su mantenimiento.
La esfera del gran reloj permanecerá siempre visible marcando la hora y funcionará con un moderno motor eléctrico hasta que se restablezca el mecanismo del reloj original.
La Torre de Isabel, que es el punto más fotografiado por los miles de turistas que visitan cada año el Reino Unido, ya se encuentra entre andamios para iniciar su reparación.

La luz del Big Ben se apagará por primera vez en setenta años