El BCE estudia reducir a la mitad el importe mensual de sus compras de deuda

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi | Armando Babani (efe)
|

El Banco Central Europeo (BCE) se prepara para reducir más o menos a la mitad el importe mensual de su programa de compras de activos, actualmente fijado en 60.000 millones, aunque a cambio la institución se plantea extender su duración, inicialmente prevista hasta finales de este año, por otros nueve meses, decisión que la entidad podría anunciar en su próxima reunión de política monetaria, que tendrá lugar el próximo día 26.
Según fuentes consultadas, el debate en la institución presidida por Mario Draghi se centraría en si el programa debe mantener su carácter abierto en cuanto a su duración o debería ofrecerse una señal al mercado acerca de su finalización en el futuro.
En cuanto a los volúmenes mensuales de las compras del banco central, las fuentes señalaron la existencia de un consenso en el seno de la institución respecto de la necesidad de que el importe se reduzca significativamente de los actuales 60.000 millones, aunque las cifras oscilarían entre 25.000 y 40.000 millones y no se habría realizado todavía una propuesta formal.

Impacto
“El volumen mensual exacto no importa demasiado porque su impacto en la inflación será muy pequeño”, declaró una persona conocedora de las discusiones, señalando que una ampliación de nueve meses implicaría a su vez retrasar la primera subida de tipos esperada, lo que tiene un poderoso efecto a la hora de señalar que la política monetaria laxa continuará.
Por otra parte, las fuentes consultadas apuntaron que anunciar una extensión de seis meses del programa de compras obligaría al banco central a comenzar a debatir de nuevo esta cuestión en unos pocos meses, mientras que una prórroga de 12 meses, aunque no es descartable, forzaría a una mayor reducción del volumen mensual de compras ante la escasez de bonos disponibles en el mercado.

El BCE estudia reducir a la mitad el importe mensual de sus compras de deuda