La Familia Real asiste a la misa de Pascua en la catedral de Palma de Mallorca

La Familia Real participó en el acto religioso que ofició el obispo Sebastiá Taltavull | efe
|

Los reyes de España, Felipe VI y Letizia, así como sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, y los reyes eméritos Sofía y Juan Carlos asistieron ayer, como cada año, a la misa que se celebra en la catedral de Palma con motivo del Domingo de Resurrección, y que ofició el obispo titular de la Diócesis de Mallorca, Sebastiá Taltavull.

A su llegada a las puertas del templo a las 12.00 horas, centenares de personas (vecinos de Palma y turistas) les ovacionaron y sacado multitud de fotografías con sus teléfonos móviles y cámaras de fotos.
El rey Felipe llegó a las puertas del templo vestido con un traje azul marino, camisa blanca y corbata azul turquesa y conduciendo un Volvo de color negro en el que iban la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía.
Del asiento del copiloto se bajó la reina Letizia, con una blusa de lunares blancos y negros y mangas acampanadas, unos pantalones palazzo de color negro y unos stilettos del mismo tono, acompañados con un bolso rosa palo.

Últimas en salir
Las pequeñas de la familia, la princesa Leonor y la infanta Sofía han sido las últimas en salir del coche con la ayuda de su madre.
Leonor vestía un pichi azul turquesa con camisa blanca y bailarinas marrones, las mismas que llevaba su hermana Sofía, que ha combinado los zapatos con un vestido color beis a juego con el traje de dos piezas de su abuela.
En cuanto a los reyes eméritos, estos llegaron en otro Volvo V60 conducido por un chófer. Sofía se ha dejado ver con un traje de chaqueta con falda de color rosa beis, un bolso del mismo color y unos zapatos marrones.

Por su parte, Juan Carlos, que no asistía a esta misa desde 2014, optó por un traje negro acompañado de una camisa blanca y una corbata rosa.

Ausencia de las infantas
Las infantas Elena y Cristina no han acudido a esta ceremonia, como viene siendo lo normal en los últimos años. Doña Elena asistió por última vez en 2014, mientras que doña Cristina, absuelta en el marco del “caso Nóos” no participa desde 2011.

Su marido, Iñaki Urdangarin, no se deja ver en este evento desde la Semana Santa de 2015. Al bajar del coche, la Familia Real saludó brevemente al público congregado en los alrededores de la catedral y al obispo, así como a la delegada del Gobierno central en Baleares, María Salom, que acudió a recibirlos.
Es la cuarta vez que don Felipe asiste a la misa de Pascua como rey. La reina Sofía, por su parte, ya visitó el templo gótico el pasado lunes al presidir, como cada año, el concierto benéfico que organiza Proyecto Hombre, organización dedicada a ayudar a personas con drogodependencia.

Por otro lado, se notó la ausencia de representantes del Govern balear o de otras instituciones, ya que otros años la Familia Real había sido recibida por las autoridades de Baleares. En el posado real se colocaron de izquierda a derecha y en segundo plano la reina Letizia, el rey Felipe, doña Sofía y don Juan Carlos, estando en primer plano Leonor y Sofía.

La Familia Real asiste a la misa de Pascua en la catedral de Palma de Mallorca