Los dos gallegos detenidos por falsificar cuadros se niegan a ser extraditados a EEUU

Fotografía de archivo del juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu. EFE/Archivo
|

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha retirado el pasaporte y prohibido salir de España a los dos gallegos detenidos hace unos días en Sevilla y Lugo por falsificar cuadros en Estados Unidos, que se negaron ante el magistrado a ser extraditados a ese país.

Según han informado fuentes jurídicas, Estados Unidos reclama la entrega tanto del empresario gallego Carlos Bergantiños Díaz, detenido el pasado viernes en Sevilla, como de su hermano, arrestado en Lugo, por falsificar obras de arte que encargaban a pintores en Nueva York y luego daban apariencia de antigüedad usando un secador de pelo.

Sobre ambos pesaba una orden de detención internacional y mientras el empresario detenido en Sevilla declaró ante Andreu (en funciones de guardia) por exhorto desde la capital andaluza este fin de semana, el arrestado en Lugo compareció directamente en la sede de la Audiencia Nacional.

Los dos se negaron a ser entregados a Estados Unidos y el juez les retiró el pasaporte y les prohibió salir de España hasta que se celebre la vista de extradición en la Audiencia Nacional, tribunal que decidirá si entregarlos o no.

El principal sospechoso de los delitos que le imputa Estados Unidos es el empresario, detenido en Sevilla cuando se encontraba en el hotel NH Viapol de la capital andaluza.

Carlos Bergantiños Díaz, que tuvo que ser atendido por los servicios sanitarios en el momento de su detención, ha residido en Estados Unidos y en República Dominicana, donde desarrolló una carrera relacionada con el mundo del arte, durante la que fue director de la revista "Art Notes" y de la galería Kalo-Jon de Nueva York.

Su pareja, la marchante mexicana Glafira Rosales, fue juzgada el pasado año en un tribunal de Nueva York acusada de siete cargos de fraude, delito fiscal y blanqueo de dinero por haber vendido más de medio centenar de pinturas falsas que atribuía a algunos de los mayores maestros del expresionismo abstracto del siglo XX.

Los dos gallegos detenidos por falsificar cuadros se niegan a ser extraditados a EEUU