El PP se queda solo en su moción contra el adelanto del IBI para el próximo año

El Ideal Gallego-2016-03-31-005-c878db2d
|

El PP fue el único grupo que votó a favor de cancelar el adelanto del pago del IBI durante el año 2017 y siguientes en el pleno extraordinario convocado por los populares por esta cuestión y celebrado ayer. Los concejales de la Marea votaron en contra, mientras que los ediles del PSOE y el BNG se abstuvieron. Todos los partidos de la oposición respaldaron, en un pleno anterior, la moción del PSOE para que el pago del IBI no se adelantase en 2016 desde finales de año al mes de mayo, como pretendía hacer el Ayuntamiento antes de dar marcha atrás este mes.
Según la portavoz del Partido Popular, Rosa Gallego, aunque su formación votó a favor de que el Gobierno municipal mantenga el cobro del IBI desde el 15 de septiembre hasta el 5 de diciembre “en el año 2016 y siguientes”, continuando con el calendario fiscal vigente este año y los ejercicios anteriores, el PP no descarta completamente una modificación del calendario fiscal. Pero sí pidió que los cambios se realicen partiendo de “una propuesta lógica y consulta popular”.
Aún así, su partido considera que el pago del IBI entre los meses de mayo y septiembre, que el Ayuntamiento quiere implantar para 2017, supone “una época malísima”  puesto que pasa a coincidir con el pago del impuesto de circulación y, para algunos, del IVA y el IRPF, “ahogando más a los coruñeses”.
Por su parte, el concejal socialista José Manuel García manifestó que “este pleno no debería haberse celebrado” y señaló que desde su formación “no compartimos el planteamiento del Partido Popular de que esto sea para siempre” refiriéndose a la congelación del calendario fiscal durante este año. El adelantamiento se aprobó para 2016, afirmó García, porque la Marea no consultó con su grupo esta decisión. “Les hubiéramos aconsejado que habría que esperar como mínimo un año más”. La edil del BNG, Avia Veira, optó también por la abstención. “Si que contemplamos que o pago se adiante en 2017, coa posibilidade de que máis xente se poida apuntar ao fraccionamento”, pero antes demandó “un maior esforzo informativo” para explicar el cambio a los contribuyentes.

justificación de la marea
La concejala de Hacienda, Eugenia Vieito, intervino en el pleno extraordinario para defender la postura del Gobierno local a la hora de adelantar el IBI, una decisión que, según el Ayuntamiento, permitirá repartir mejor los ingresos a lo largo del año y evitar tensiones de tesorería.
“O 70 por cento dos ingresos se concentran nos últimos meses do ano” argumentó Vieito, que considera que el adelantamiento es “necesario e positivo para os gastos do Concello”. Justificó la rectificación de la decisión inicial del Ayuntamiento de adelantar el pago este año afirmando que aplazar el cambio hasta 2017 supone “unha moratoria para que a xente poida adaptarse”.  Para la concejala, “o cambio de calendario fiscal non é un capricho, senón que é necesario para axustar os ingresos e os gastos.”
Cuando Rosa Gallego pidió que un cambio en el calendario fiscal “se negocie, se hable con los ciudadanos”, Vieito respondió que, cuando la propia Gallego ocupaba la concejalía de Hacienda durante el Gobierno del Partido Popular, “aposto que nunca levou nunca a pleno esta cuestión”. Gallego le replicó que no fue necesario porque su partido nunca buscó cambiar el calendario fiscal, y acusó a Vieito de “sectarismo” y de “mentir” sobre la refinanciación de la deuda, las bases de ejecución del presupuesto o la reunión del pasado mes de febrero entre el PP y La Marea. La responsable de Hacienda rechazó estas incriminaciones como “mentiras”.

críticas a la rectificación
Pese a que no respaldaron la moción del Partido Popular, el PSOE y el BNG tuvieron palabras duras acerca del comportamiento del Gobierno municipal al anunciar iba a adelantar el pago del IBI y cambiar después de criterio. Para García, esta maniobra fue una “patochada” y se trabajó en base a “decisiones cambiantes, arbitrarias, injustas”.
Avia Veira consideró que la rectificación del adelanto del IBI fue una decisión “acertada” puesto que la aprobación “non se tomou tendo en conta os intereses da maioría” y se realizó a espaldas de los grupos políticos y de la ciudadanía. “Non podemos seguir na dinámica de que as decisións se tomen de xeito precipitado e sen escoitar á veciñanza”.
Para Rosa Gallego, el adelanto se hizo “de forma unilateral y sin consultar con los ciudadanos”. Criticó a la Marea que no la anunciase durante la negociación de las ordenanzas fiscales, y también que no rectificara después de que todos los grupos de la oposición se lo pidieran en pleno, para luego hacerlo ante el “clamor popular”. “A Ferreiro solo le valen las mociones para instar a otras administraciones”, afirmó Gallego.

El PP se queda solo en su moción contra el adelanto del IBI para el próximo año