FACUA denucia que la luz subió un 5,3% en 2015 y reclama un cambio radical del sistema

06 octubre 2009 página 37 HANOVER (ALEMANIA), 28/8/2009.- Una joven observa una de las muchas bombillas utilizadas como decoración en una tienda de ropa en Hanover, Alemania, ayer 27 de agosto de 2009. Las bombillas tradicionales de 100 vat
|

El recibo de la luz subió un 5,3% en 2015 con respecto al ejercicio anterior, lo que supone un incremento de 46 euros al año para el usuario medio, según un estudio elaborado por FACUA-Consumidores en Acción.
Así, la legislatura se cierra con una subida acumulada de la electricidad del 16,2%. El usuario medio pagó un total de 500 euros más en los cuatro años por el recibo de la luz en España. La factura pasó de 72,84 euros en 2014 a 76,67 euros el año pasado, lo que supone un incremento de 3,83 euros al mes, o de 45,96 euros anuales respecto al 2014.
Los estudios se realizaron partir de la tarifa PVPC aplicada en domicilios cuyos contadores aún no tienen la tarificación por horas, precisó FACUA. Su consumidor medio corresponde a un usuario con 4,4 kilovatios (kW) de potencia contratada y un consumo mensual de 366 kilovatios hora (kWh) mensuales.
El precio de la energía consumida fue un 6,7% más caro durante el año pasado que el anterior, al pasar de una media de 14,61 céntimos (11,49 más impuestos) en 2014 a 15,59 céntimos (12,26 más impuestos) en el último ejercicio.
FACUA insistió en exigir un cambio radical en el sistema tarifario, de manera que se fije una tarifa máxima totalmente regulada y “libre de la especulación que se produce en un mercado energético dominado por un oligopolio” como sucede en España. La asociación calificó de “escándalo” que el Gobierno haya “ayudado a las eléctricas a aumentar sus márgenes un 30% en menos de un año, como ha revelado el último informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)”. 
El colectivo consideró que este incremento se produjo como consecuencia a del nuevo sistema de fijación de precios impuesto por Industria en 2014.

FACUA denucia que la luz subió un 5,3% en 2015 y reclama un cambio radical del sistema