Bettina Kohlhaas | “No quiero dejar de hacer cosas por no poder llenar un auditorio con ellas”

el ideal gallego-9999-99-99-999-8cd995f1
|

 

No pudo ser mejor la reapertura, ¿no cree? 
Sí, abrir una temporada con un concierto como Roy Ellis fue una aventura y un lujo porque no sabes cómo va a responder la gente. Es un artista de primerísimo nivel, el aforo completo y el público bailando desde el minuto uno, un público además de perfiles muy muy distintos. Mejor imposible porque formó una magia especial, algo que quiero intentar conseguir en todas las actividades. El artista quedó encantado y eso que no está acostumbrado a recintos como estos. Después vino Milladoiro con el disco “Atlántico”, un concierto preciosísimo, y la esencia del grupo en formato actual con los músicos más jóvenes. Dar el paso con uno de los grandes de nuestra música fue fenomenal. 

¿Cómo está siendo la reacción del público ante estos giros de programación? 
Estamos en ello. La valoración la haremos a finales de este mes cuando hayamos hecho propuestas distintas, ya no solo música, también teatro, monólogos, la semana de músicas de cine, un poco la inclusión en el audiovisual. Veremos, porque la gente tiene mucha curiosidad por el Colón. El feedback es positivo, pero esto es una primera aproximación. Son pinceladas de lo que vendrá el año que viene.

Al público hay que engancharlo, pero propuestas no faltan para hacerlo. 
Sí, y tienes que sacudirlo, primero engancharlo con alguna golosina, una propuesta que conozcan y después hay que sacudirlo. Somos un teatro del siglo XXI y para que tenga ese componente de vanguardia, llevaremos propuestas que no se hayan visto y que meteremos dosificadamente. En concreto, el 1 de diciembre el concierto de música electrónica será la más arriesgada del trimestre.

¿Esto es  bastante simbólico, no? 
Sí, nos vino como anillo al dedo porque somos un teatro que apuesta por ir delante de los tiempos. El directo, que son tres propuestas a la vez, es vestirlo de electrónica, e igual que Roy rompió los moldes porque no es normal escuchar reggae en un teatro de estas características, con esto va a ser lo mismo y aquí además tenemos el guiño al audiovisual al ir con proyecciones. Yo creo que va a ser una noche muy interesante.

¿Cómo van a encajar el cine? 
Estamos estudiando distintas propuestas a caballo entre una disciplina y otra como puede ser la música y el audiovisual, y también estrenos, sobre todo, cine hecho en Galicia. Es importante que haya una sala que se identifique con esa puesta de largo de nuestras producciones. Pueden ser estrenos comerciales, aniversarios de grandes películas de la historia del cine o algunas cosas concretas. Hace años, por ejemplo, hicimos proyecciones de cine mudo con piano en directo. Estamos en conversaciones con el CGAI. Creo que es una obligación colaborar con instituciones dedicadas a un mismo fin para dotar a la ciudad de contenidos de primer nivel. Con ellos hay muy buena predisposición. Además, colaboraremos con festivales de cine y haremos la gala inaugural del S8 el año que viene. Hay mucho donde elegir y queremos que sea un tema constante, que al menos una vez al mes tengamos una cita con el cine.

¿Cuándo empezará el cine? 
En enero, si bien es verdad que habrá un guiño el 14 de diciembre en ese homenaje al Colón por su aniversario, donde juntaremos a personas vinculadas al teatro desde su historia en una mesa redonda con proyección incluida. Ese será el pistoletazo.

En cuanto a música, vienen exclusividades. Noa adelantará nuevo disco y Chucho Valdés estará en estado puro. 
Sí, tenemos para todos los gustos. El de Noa será una exquisitez porque es en formato guitarra y voz. Repasará éxitos, pero avanzando el disco que está terminando de grabar. Chucho Valdés estará en cuarteto de piano rememorando su “Jazz Batá” del 72 en un show impresionante. Pitingo vendrá con una puesta en escena a lo americano y nuevo disco “Mestizo y fronterizo” y en la selección Noroeste, programaremos una vez al mes con artistas muy interesantes que han pasado por el festival. Este espacio será una continuación. 

La gente se queja de que falta teatro más comercial.
Estamos buscando nuestro sitio ideal dentro del teatro. Sí que es verdad que al tener el Rosalía enfrente, que es el teatro del teatro y de la danza en A Coruña, tenemos que ofrecer un complemento de lo que se hace allí. Dentro de este apartado, hay una cabida muy extensa y están llamando a nuestra puerta obras que pasaron siempre y que estamos intentando ajustar como “Alta seducción”, de Arturo Fernández. Lo estamos valorando. Muchas quieren venir y quedarse dos, tres, cuatro días. Nosotros con nuestro diseño de identificar programaciones con días concretos, estamos intentando cuadrarlo todo. En este trimestre tenemos dos con un nivel muy alto “Smoking room” y “Comedia de las mentiras”. Lo que pasa es que a veces uno habla y quiere ver todo de golpe.

Pero estas fórmulas que funcionan podrían ser sustento de las más arriesgadas. 
Se trata de buscar equilibrio entre públicos, quieres fidelizar y crear nuevos intereses. No queremos cerrar la puerta a nadie. Es enganchar con aquellas cosas que funcionan bien para dar a conocer otras que por el perfil pueden encajar y queremos que la gente descubra. Nuestros esfuerzos van encaminados en esa dirección, a ofrecer algo más.

Hábleme de esa clasificación por días.
Los jueves serán los días del Noroeste para no competir por horario con salas privadas y otros recintos. Un poco la filosofía que hay detrás es el respeto por las programaciones que ya hay en la ciudad. Son los Xoves no Colón, con el Noroeste una vez al mes y propuestas alrededor del gallego, monólogos poesía rap... todo lo que tiene que ver con la lengua y también música de cámara, formatos no convencionales, alternativas a la música clásica de la ciudad, evitando los martes de la Sociedad Filarmónica y los viernes y sábados de la OSG. Los viernes serán estrenos, fundamentalmente de discos, pero también de obras de teatro. Estará el apartado Cinema experience y T+I+D, donde abriremos el teatro al talento, la investigación y el desarrollo, un guiño a la vanguardia y la experimentación bien para las 840 butacas o para pequeños formatos en el escenario. Propuestas que pueden ser talentos, artistas minoritarios que igual se pierden entre las 800 personas, pero que son tan exquisitas que no podemos dejar de programarlas. Por aquí se pasarán solistas con una propuesta para un público muy exclusivo y especializado porque quizá para el público general es demasiado intenso. Quiero incitar a la creación. Por eso, creo que podría encajar una chica que toca la zanfona, un instrumento muy ligado a nuestra cultura, pero que toca a Bach. Esto rompe los esquemas, y me cuestiono si es para 800 butacas o es una experiencia para 100. No quiero dejar de hacer cosas por no poder llenar un auditorio con ellas. 

¿El día grande de la programación será el sábado? 
Sí, habrá teatro y música en el Ciclo da Biodiversidade, entendiendo esta como conciertos de naturaleza diversa, donde cabe estilísticamente todo. Queremos que esa riqueza salga a la luz y después tendremos homenajes, galas... como el que se le va a hacer de Sito Sedes. Queremos enfocar todo esto los sábados porque es el día que tenemos una predisposición mayor a salir. Y el domingo será un día en familia con música y circo, pero en familia de verdad y no con espectáculos para niños en los que los padres solo acompañan. Queremos que un padre salga sorprendido y un niño y un abuelo igual.

Bettina Kohlhaas | “No quiero dejar de hacer cosas por no poder llenar un auditorio con ellas”