La ciudad esquiva el primer temporal del curso pero ya se prepara para el siguiente

El Ideal Gallego-2015-09-16-007-d25530d4_1

La primera ciclogénesis del curso amenazó la ciudad justo el día en el que los alumnos de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional regresaban a las aulas. Sin embargo, pese a las malas expectativas iniciales, finalmente A Coruña consiguió esquivar a los restos del huracán “Henri” sin que se produjesen incidencias de consideración. Con todo, hoy la situación seguirá siendo complicada, más incluso que ayer, ya que las agencias de meteorología elevan de amarilla a naranja el nivel de alerta.
Aunque el Ayuntamiento, por precaución, había decidido el cierre de parques y jardines, finalmente los vientos asociados a la borrasca no llegaron con tanta fuerza la ciudad y no causaron excesivos problemas. Según la Aemet, la racha más fuerte en la ciudad se produjo sobre las ocho de la mañana con 57 kilómetros por hora, mientras que MeteoGalicia recogió intervalos de 69 km/h en la estación situada en Bens, también a primeras horas del día. 
La lluvia tampoco cayó con excesiva fuerza, como sí ocurrió en otras poblaciones de Galicia, y la acumulación de agua en A Coruña se quedó en 18,5 litros por metro cuadrado. 
Así, los servicios de emergencias tuvieron un día más tranquilo de lo esperado en el que no se produjo ninguna incidencia de consideración.
Sin embargo, si la ciudad superó la primera jornada de la ciclogénesis del nuevo curso sin problemas, para hoy se espera que la situación empeore. MeteoGalicia ha decretado un aviso de nivel naranja para la ciudad por fuertes vientos en el litoral coruñés y por rachas intensas en la ciudad. Además, la provincia estará en alerta amarilla por acumulaciones de lluvias de hasta 40 litros por metro cuadrado en doce horas, con momentos de especial intensidad de las precipitaciones durante esta madrugada y primeras horas.
Por precaución, el Ayuntamiento mantendrá cerrados Santa Margarita, la Plaza del Libro, Esclavas y los espacios verdes de Casares Quiroga y Ponte da Pedra, así como la zona del Barrio de las Flores. Además, la Xunta suspendió las actividades escolares que se realizan habitualmente al aire libre, de cara a evitar accidentes.
Las previsiones apuntan a que a lo largo de la tarde de hoy el viento ya irá disminuyendo de oeste a este, de manera que a últimas horas se dará por terminado el episodio de ciclogénesis.

La ciudad esquiva el primer temporal del curso pero ya se prepara para el siguiente

Te puede interesar