Los chabolistas de Penamoa reciben ayudas tras dos años del fin del poblado

17 julio 2013 página 5 / 25 enero 2014 página 8 / 15 julio 2014 página 5 A Coruña.- Tras el intento de derribo de una de las naves del entorno de la conservera Celta, y ante la negativa de los chabolistas que viven allí
|

Ya hace más de dos años que Penamoa no existe: la última chabola desapareció en abril de 2012, pero sus consecuencias todavía las están pagando los coruñeses. Esta semana, el Ayuntamiento firmaba un convenio por el que se entregaba a la Fundación Especial Novacaixagalicia Obra Social (Afundación) 330.000 euros para que continuara el programa municipal de erradicación del chabolismo. Como señalan desde María Pita, “la finalidad es seguir avanzando en el proceso iniciado con el realojo de Penamoa”.
Lo cierto es que este proceso avanza mucho más lentamente de lo que hubiera sido deseable. Las familias que aceptaron formar parte de este plan debían recibir apoyo municipal para la inserción social, incluido el alojamiento y la formación necesaria para encontrar un trabajo. El plazo que se había fijado en el plan original para que se concedieran estas ayudas expiró hace más de dos años, y sin embargo, el número de familias que perciben los subsidios para alquiler permanece estable, en torno a 26.
Ahora Afundación recoge el testigo de otra, la de Secretariado Gitano, que fue la primera en gestionar el traslado de los chabolistas y que todavía se encarga de otros proyectos municipales. Precisamente fue un antiguo responsable de Secretariado Gitano, el sociólogo Santiago Avión, el primero en denunciar la inoperancia del Plan Especial de Penamoa, porque hasta 2010 no hubo ningún procedimiento de educación y porque no hubo control sobre el gasto. El principal objetivo era despejar el terreno para construir la Tercera Ronda.

inserción laboral
Ya entonces, el sociólogo alertaba de que seguir manteniendo indefinidamente las ayudas “no es eficaz ni eficiente”. Sin embargo, el gobierno de Carlos Negreira decidió asumir la situación y continuar con el programa. Ahora, seis años después de que empezara el proceso, Afundación será la encargada de pagar el alquiler de los antiguos chabolistas, en mensualidades que llegan en algunos casos a los 490 euros. Y eso, a pesar de que se supone que los propios beneficiados deben contribuir también a este gasto con 80 euros al mes.
La única manera de poner punto final a esta situación es conseguir que las familias sean independientes económicamente, lo que significa encontrar un empleo en un momento de depresión económica.

programa acceder
El Ayuntamiento mantiene por ese motivo el programa Acceder, que se nutre de 32.5000 euros provenientes de fondos europeos y en el que participan tanto los antiguos habitantes de Penamoa como los de A Pasaxe.
En los últimos datos hechos públicos por la Concejalía de Servicios Sociales, se estimaba que eran cerca de 14 los contratos temporales que se habían conseguido durante el año pasado.
Pero la mayor parte de los 330.000 euros del convenio se designan a gastos de “estructura y gestión”.
Por otro lado, el principal grupo de la oposición, el PSOE, denunciaba en enero que se había reducido el número de trabajadores sociales encargadas del chabolismo. De hecho, AFundación los reduce de 5 a 3 en el nuevo convenio.
La edil socialista Silvia Longueira, que capitaneó el tan criticado Plan Especial durante la etapa del bipartito, denunció en varias ocasiones la política contra el chabolismo que está siguiendo el PP, alegando que es “inexistente” y denunciando que el gobierno local muestra “desidia y falta de interés” por solucionar el problema. n

Los chabolistas de Penamoa reciben ayudas tras dos años del fin del poblado