El viento derribó antenas y cables telefónicos y afectó a una fachada

una antena de telefonã­a cayã³ en la travesã­a de la torre javier alborã©s
|

El fuerte viento que sopló de manera constante durante todo el día dejó sobre todo sentir sus efectos en la ciudad. Aunque lejos de los desperfectos que provocaron otros temporales que ya ha tenido que soportar A Coruña en lo que va de año. El primer problema surgió a las tres de la madrugada, cuando varios cables telefónicos cayeron a tierra en la avenida de Nueva York, dejando a varios vecinos de A Zapateira sin línea. Los bomberos acudieron allí para asegurarse de que el cable en cuestión no causaba molestias ni ofrecía ningún peligro pero fueron los operarios de la empresa telefónica los encargados de reparar el tendido al día siguiente. A primera hora de la mañana, los vecinos afectados volvía a tener conexión.

Más tiempo llevó a los vecinos de travesía de la Torre recuperar el servicio de telefonía móvil después de que el viento dejara colgando de su base la antena repetidora alrededor de las once de al mañana. Hasta Monte Alto tuvo que desplazarse un vehículo provisto de autoescalera parar retirar la instalación averiada. El mismo camión que, dos horas después, hizo acto de presencia en la calle del Comandante Barja, donde una caída de cascotes había obligado a la Policía Local a cortar la calle.

 

inmueble antiguo

“El edificio era viejo, y con inmuebles así tienes que venir a sanearlos cada cierto tiempo, pero es cierto que el tiempo no ayudó”, admitieron desde el parque de Bomberos de A Grela. Durante dos horas, los servicios de emergencia picaron la pared de cemento para retirar el recubrimiento de las partes que ofrecían más peligro.

 

El viento derribó antenas y cables telefónicos y afectó a una fachada