Sada - El juzgado anula las licencias de obra de 154 viviendas que firmó Rodríguez Ares

|

El Ideal Gallego-2011-05-06-021-c12b809c

daniel romero > sada
  Cuatro licencias de obra, pertenecientes a otras tantas urbanizaciones, fueron anuladas mediante sentencia del juzgado de lo contencioso-administrativo y afecta a un total de 154 viviendas.
De estas cuatro áreas residenciales, únicamente una, llamada La Soleada y situada en Os Tornos-Meirás, está finalizada y ocupada “por terceiros adquirintes”, tal y como asegura el gobierno local en un comunicado hecho público tras conocer el fallo.
El juzgado ha estimado los recursos que en su día presentaron tanto el BNG como la Xunta –Consellería de Política Territorial, entonces dirigida por el PSdeG– contra estas licencias que fueron otorgadas en el año 2005 por el gobierno presidido por el exalcalde Ramón Rodríguez Ares y que contaba en sus filas con Emilio Gómez López –número dos en la lista del PDSP, por detrás del propio Ares–, Mar Fernández y Marcos López Mallo, estos dos en las listas del PP para las elecciones del próximo día 22.
La Soleada cuenta con 24 casas repartidas en cuatro bloques de seis viviendas cada uno. En cuanto a las otras tres urbanizaciones, dos de ellas estaban en fase de construcción –El Carmen, para 42 viviendas, en el Tarabelo, y otra de 11 viviendas en Samoedo–, mientras que la otra, proyectada para 77 residencias, se encontraba en fase previa de acondicionamiento de los terrenos, como recordó ayer el Ayuntamiento.
Asimismo, añaden que las cuatro urbanizaciones mencionadas fueron paralizadas cautelarmente por la justicia en los años 2006 y 2007, “o que evitou que poideran ser finalizadas e transmitidas a terceiros”, a excepción del caso de La Soleada “debido a que a orde de paralización foi ditada cando as obras xa estaban finalizadas e outorgada a licenza de primeira ocupación por decreto do anterior alcalde”.

“Ilegal e fraudulento” > Igualmente, el gobierno local quiso realizar una serie de manifestaciones al respecto de esta sentencia, dictada hace dos días.
En este sentido, aseguran que el fallo del juzgado de los contencioso-administrativo confirma lo que tanto el BNG como el PSOE a través de la Consellería de Política Territorial señalaban en su día: “o outorgamento por parte polo goberno municipal anterior de licenzas para urbanizacións plurifamiliares en solo de núcleo rural era manifestamente ilegal e fraudulento”.
El BNG, incluso, llegó a pedir la celebración de un pleno extraordinario “para revisar ditas licenzas, algo que foi rexeitado pola maioría do goberno”.
Es más, insisten desde el consistorio en que “o señor Rodríguez Ares e o seu goberno tiveron tempo e forma para deixar sen efecto as licenzas antes de que se executaran as obras, pero decidiron tirar para adiante, nunha demostración máis da súa notoria irresponsabilidade como gobernantes”.

Política urbanística > Esta sentencia ha servido para que desde el actual equipo de gobierno sadense vuelvan a cargar contra la política urbanística seguida por el exregidor, la cual, acusan, se basó en la “especulación, o pelotazo, a ilegalidade e o fraude”, lo que deriva, indican, en “urbanizacións anuladas e, nalgúns casos, ocupadas por terceiros adquirintes de boa fe”.
De hecho, el gobierno municipal, formado estos últimos cuatro años por el BNG y el PSOE, también recuerda que “unha das razóns” por las que la Xunta suspendió las normas urbanísticas en diciembre de 2005 “foi o outorgamento de licenzas para edificacións plurifamiliares en solo de núcleo rural”.
Precisamente a este respecto, aseguran que Rodríguez Ares y su gobierno tenía previsto otorgar más licencias de este tipo. “Había varios proxectos en trámite”, recuerdan.
Por último, y ya en clave electoral, desde el Ayuntamiento señalan que “é ocioso esixir responsabilidade política a quen nunca tivo nin a terá”, y aventuran que “a cidadanía de Sada ben saberá elixir entre o regreso ao desastre urbanístico (PP-PDSP) ou unha política urbanística respectuosa coa legalidade e a defensa do interese público”.

Sada - El juzgado anula las licencias de obra de 154 viviendas que firmó Rodríguez Ares