Descubre los beneficios de impermeabilizar la fachada de tu edificio

Descubre los beneficios de impermeabilizar la fachada de tu edificio
|

Muchos de los principales problemas que puede tener un edificio están causados por el agua. Una buena impermeabilización puede evitarnos futuros gastos y reparaciones complejas, así como quebraderos de cabeza. Esto cobra especial importancia en zonas muy húmedas, ya que son más proclives a sufrir este tipo de problemas.

El deterioro se produce de forma progresiva y con el tiempo puede dañar incluso la estructura del edificio. Es muy importante poner remedio a este proceso lo antes posible, ya que cuanto antes nos ocupemos de ello más fácil será conseguir encontrar una solución al problema, o evitarlos en el futuro.

Qué es la impermeabilización de una fachada

Se conoce como impermeabilización al proceso por el cual se aísla una fachada para evitar que el agua penetre en el interior del edificio. Para ello es necesario la realización de trabajos verticales, por lo que siempre es muy recomendable contratar profesionales de calidad. Es determinante para el futuro del edificio conseguir una buena impermeabilización.

Gracias a la impermeabilización, además de aislar el edificio contra el agua, conseguiremos también mejorar el aislamiento térmico e incluso acústico del inmueble, contribuyendo a elevar el nivel de eficiencia energética del edificio. 

Las impermeabilizaciones en Coruña cobran especial importancia, ya que se trata de una zona húmeda. Existen empresas especializadas en trabajos verticales en Coruña que nos podrán solucionar de forma permanente y definitiva esos problemas de humedades y filtraciones que tiene nuestro edificio, así como evitar que se produzcan en un futuro.

Qué beneficios tiene una buena impermeabilización de una fachada

Gracias al proceso de impermeabilización, sanaremos nuestro edificio consiguiendo importantes mejoras. Algunas de las principales son las siguientes:

Reducir futuros gastos

Es importante dejar claro que una impermeabilización de fachada no debe considerarse como un gasto, sino como una inversión. De hecho se trata de una inversión bastante rentable, si tenemos en cuenta la gran cantidad de gastos que esta mejora nos evitará en un futuro más o menos próximo. 

Reduce riesgo de accidentes

Una de las consecuencias habituales de un edificio sin impermeabilización son los cortocircuitos. Como todos sabemos, el agua y la electricidad no son una buena combinación, por lo que es habitual que en edificios con humedades o filtraciones se produzcan este tipo de fallos eléctricos. 

Evita humedades

Una de las ventajas más evidentes es que al aislar la fachada reduciremos considerablemente el riesgo de que se produzcan humedades y filtraciones. Gracias a esto podremos disfrutar de forma sana de todo el espacio de las estancias del interior del edificio. 

Protege los cimientos

Con el tiempo, la humedad puede producir deterioros en la estructura del edificio, llegando incluso a corroer vigas de hierro y paredes de cemento y ladrillos. Con un buen aislamiento evitaremos este problema, mejorando la salud de nuestro edificio. 

 

Como hemos podido ver a lo largo de este artículo, un buen aislamiento resulta clave para mejorar la eficiencia energética de un edificio, así como para evitar más que probables problemas. Para conseguir una impermeabilización de calidad en la fachada es importante contratar profesionales especializados.

Descubre los beneficios de impermeabilizar la fachada de tu edificio