Las estatuas del Mestre Mateo, entre ellas las de los Franco, ya son Bien de Interés Cultural

03 marzo 2018 / 09 marzo 2018 página 13 / 14 octubre 2018 página 23 / 19 noviembre 2018 página 4 / 01 febrero 2019 página 20 / 09 febrero 2019 página 20 / 05 marzo 2019 página 23 Sada.- Las esculturas del Mestre M
|

El Diario Oficial de Galicia publicó ayer la declaración de bien de interés cultural de las nueve esculturas atribuidas al Mestre Mateo y a su taller procedentes de la desaparecida portada exterior occidental de la catedral de Santiago de Compostela. Entre ellas, destacan las dos piezas, las figuras que representan a Abraham e Isaac, que están en posesión de la familia Franco y por cuya posesión la familia fue denunciada por el Ayuntamiento de Santiago cuando el alcalde de la ciudad era Martiño Noriega.


La familia Franco ganó en primera instancia al Ayuntamiento el litigio por las dos esculturas del escultor Mestre Mateo, artífice del Pórtico de la Gloria de la catedral compostelana, al entender la jueza de Madrid que llevó el caso que los Franco habían adquirido la propiedad plena.


Por ello, desde la Xunta remarcan que la declaración de BIC es un reconocimiento de valor cultural que no afecta a la titularidad del bien pero que supone para sus propietarios el deber de habilitar un mínimo de cuatro días de visita al mes. El DOG recoge la declaración de cada una de las obras por lo que se inscribirá de manera individual en el Registro de Bienes de Interés Cultural de Galicia y se comunicará al Registro General de Bienes de Interés Cultural de la Administración General del Estado.


La tramitación de este expediente, indican desde la Xunta, no recibió alegaciones en el período de información pública y contó con los informes favorables en relación al carácter singular de las piezas de la Real Academia de Bellas Artes Nuestra Señora del Rosario, el Consello da Cultura Galega y el Instituto de Estudios Gallegos Padre Sarmiento. Como su origen es diverso, la declaración se hace de forma individual y no como colección, de manera que, de aquí en adelante, cada una de ellas disfruta de la consideración de elemento singular.

Las estatuas del Mestre Mateo, entre ellas las de los Franco, ya son Bien de Interés Cultural