La Xunta pone en marcha un vial en Ourense, que dará servicio a 128.000 personas

|

La Xunta de Galicia ha puesto esta mañana en servicio el nuevo vial de conexión de Ourense, entre Rairo y Bemposta, que forma parte de la circunvalación este de la ciudad, que permitirá liberar el tráfico del centro de la ciudad y dar servicio a 128.000 personas.

Hernández asistió a la puesta en marcha de esta nueva conexión acompañado por el delegado territorial de la Xunta en Ourense, Rogelio Martínez, y el vicepresidente de la Diputación, Rosendo Fernández.

Esta actuación, que implica una inversión de 2,9 millones de euros, supone dar continuidad al vial periférico que discurre por la parte este de la ciudad, en concreto a los tramos de A Granxa- Os Viros e A Granxa- Rairo, obras en las que la Xunta realizó una inversión cercana a los 11,4 millones, indicó el conselleiro.

Las obras del nuevo tramo, que se iniciaron en abril de 2010, se prolongan a lo largo de 1.650 metros y dan continuación del tramo de A Granxa- Rairo (también rematado) que circunvala Ourense por el sur para conectar la OU-536 con la A-52.

Además, dará servicio a una población de más de 128.000 habitantes, correspondientes a los Ayuntamientos de Ourense, Barbadás, Pereiro de Aguiar y San Cibrao de Viñas.

Por otro lado, el conselleiro de Infraestructuras se refirió a la situación de otras infraestructuras de la provincia.

Así, aludió a las obras de la autovía Celanova-Ourense, que "avanzan a buen ritmo", y que espera "poner en servicio" antes de finalizar el año, "gracias a la política de contención del gasto" de la Administración autonómica, apuntó.

Una política que demuestra "que la única línea posible de administraciones responsables es contención de los gastos superfluos y la política austeridad", indicó Hernández, quien resaltó la puesta en marcha del proceso de licitación de la nueva depuradora de Ourense, presupuestada en 67 millones, y que "va a resolver problema histórico de la ciudad y del saneamiento del río Miño".

La Xunta pone en marcha un vial en Ourense, que dará servicio a 128.000 personas