Europa etiqueta los productos israelíes originarios de los territorios ocupados

Palestinian protesters take cover during clashes with Israeli troops near the Jewish settlement of Bet El, near the West Bank city of Ramallah November 11, 2015. Seventy-five Palestinians have been shot dead by Israeli security forces since Oct. 1, includ
|

La Comisión Europea ha aprobado directrices para etiquetar los productos originados en los territorios palestinos ocupados por Israel desde junio de 1967, incluidos los asentamientos en Cisjordania, para evitar que los consumidores comunitarios sean llevados a engaño.
Los productos agrícolas como frutas y verduras deberán indicar el origen de forma obligatoria como marca la legislación europea actual, mientras que en el caso de los productos industriales, incluidos los productos alimentarios procesados, los productores o empresas importadoras o distribuidoras podrán hacerlo de forma voluntaria, con la excepción de los productos cosméticos, donde también será obligatorio indicar su origen, según fuentes del Ejecutivo comunitario.
En el caso de los productos donde el etiquetado de origen no es obligatorio, los Estados miembros podrán obligar a indicarlo si evalúan que “el consumidor medio en el país puede tomar una decisión de transacción, que sería diferente si hubiera conocido esta información” en virtud del principio conocido como “engaño por omisión”.
“La percepción de los consumidores sobre los productos de los asentamientos no es la misma en los Veintiocho estados miembros. Y por eso es una evaluación que está en manos de los estados miembros”, aclararon fuentes del Ejecutivo comunitario.
Eso sí, se tendrá en cuenta el origen del producto “global” de manera que, en algunos casos, “puede haber componentes” de los asentamientos como tal. 
Los productos de los asentamientos en Cisjordania o de los Altos del Golán deben indicar de forma explícita que “vienen de un asentamiento” y no se aceptará “fabricado en Israel”, aunque no se exigirá especificar el asentamiento concreto.
“La UE no apoya de ninguna manera un boicot o sanciones contra Israel”, aseguró el vicepresidente del Ejecutivo comunitario responsable del Euro, Valdis Dombrovskis.
“No hay duda de que el objetivo principal de la medida es ejercer presión política sobre Israel”, denunció el Gobierno israelí. En opinión del Ejecutivo de Netanyahu, las directrices “constituyen un intento de prejuzgar el resultado de cualquier negociación entre Israel y los palestinos” e “incluso podrían servir como incentivo adicional” para que la Autoridad Palestina rechace “negociaciones directas” con Israel.
Mientras, la Organización para la Liberación Palestina (OLP) aplaudió las nuevas directrices y consideró la medida un paso hacia el “boicot total”. Subrayó que, “una vez más”, la Unión Europea ha pasado de las declaraciones a las “decisiones políticas concretas”.

Europa etiqueta los productos israelíes originarios de los territorios ocupados