Uno de los ártabros del parque escultórico de la Torre de Hércules presenta graves daños

El Ideal Gallego-2018-11-05-017-dfe574f3
|


Esta escultura tiene una importante fisura que atraviesa la pieza desde el hombro izquierdo hasta el lado derecho en la mitad inferior del cuerpo, tanto por su parte delantera como por la trasera.

La representación, que fue creada por Arturo Andrade y ubicada dentro del parque escultórico en 1994, forma parte de una composición en la que también hay otras dos figuras. Esta representa a una mujer, mientras que las otras dos recuerdan a un guerrero y a un marinero, conformando los pilares del pueblo ártabro.

Las esculturas están realizadas en granito blanco y bronce y se encuentran dispuestas de manera que forman un triángulo, favoreciendo el diálogo entre las tres.


Esta figura no es la única del parque escultórico de la Torre de Hércules que atravesó mejores momentos. A principios de año la caracola de punta Herminia fue retirada después de sufrir daños por los temporales que azotaron a la ciudad y que hicieron mella en una pieza que ya reflejaba corrosión.

Tras su retirada por motivos de seguridad, el Gobierno local anunció que sería reemplazada por una prácticamente igual ya que su autor, Moncho Amigo, conservaba el molde original, que volverá a ser empleado y se le añadirán algunas mejoras. Por el momento se desconoce la fecha en la que punta Herminia volverá a contar con su caracola.


Otra pieza que también sufrió daños pero que nunca regresó fue “Espinoso”, una obra de Enrique Saavedra y que estaba en la Furna dos Touciños. 


La figura representaba la espina dorsal de un pez y según su autor no soportó actos vandálicos como el lanzamiento de piedras que acabaron derribándola en 2008 sin que nunca se volviese a reponer.

Uno de los ártabros del parque escultórico de la Torre de Hércules presenta graves daños