El Parlamento andaluz dice “no” a la reelección de Díaz como presidenta

GRA066 SEVILLA, 05/05/2015.- La candidata socialista para presidir la Junta de Andalucía, Susana Díaz, tras dar la réplica al portavoz de IULV-CA, Antonio Maíllo, en la segunda jornada del debate de investidura que tiene lugar
|

El Parlamento de Andalucía rechazó, por 62 votos en contra de los diputados del PP, Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida, frente a 47 a favor, los del PSOE, la investidura como presidenta de la Junta de la candidata socialista, Susana Díaz.
Al obtener, como era previsible, el voto en contra de los 33 diputados del PP, 15 de Podemos, 9 de Ciudadanos y 5 de IU, frente a los 47 favorables del PSOE, Susana Díaz no logró la mayoría necesaria para ser investida presidenta en primera votación.
La segunda votación se celebrará mañana por la mañana y en ella Díaz necesitará para ser investida la mayoría simple, lo que tampoco parece factible después de que Podemos y Ciudadanos hayan asegurado que mantendrán su voto contrario si no hay “hechos concretos”, mientras que el PP lo ha supeditado a la aceptación de sus propuestas.
En el turno de cierre del debate, minutos antes de la votación, Susana Díaz hizo un último llamamiento a los grupos de la Cámara para que “permitan” que el Ejecutivo empiece a gobernar, que las instituciones “echen a andar” y la oposición “a rendir cuentas”.
Durante las dos jornadas de debate, la candidata socialista apeló al resultado de las urnas y ha esgrimido todo tipo de argumentos para pedir que le dejen gobernar, como que la gente no entenderá que “el nuevo tiempo político implique bloquear” que se forme el Gobierno o que los ciudadanos “no tienen un minuto que perder”.
Los líderes del resto de las formaciones coincidir, por su parte, en atribuir la responsabilidad a Díaz por haber decidido anticipar las elecciones ante una supuesta inestabilidad de su gobierno y reclamaron “hechos” tras expresar su desconfianza por la falta de credibilidad, en su opinión, de los socialistas.
Asimismo, cuestionaron muchas de las medidas incluidas en su programa de gobierno, entre ellas varias de las leyes anunciadas porque ya fueron prometidas en anteriores mandatos.
Pese al desacuerdo general, el PP, Podemos y Ciudadanos han dejado la puerta abierta a negociar, siempre que haya una respuesta concreta a las condiciones planteadas por dichas formaciones, que han apelado al nuevo escenario político en Andalucía.
En contra de lo que parecía en los últimos días, en los que se produjo un acercamiento entre el PSOE y Ciudadanos, que han impulsado un pacto contra la corrupción, el partido que lidera Albert Rivera elevó el nivel de exigencia al condicionar su abstención a que, “en el momento en que esté firmado (el pacto), el PSOE tendrá que tomar una serie de decisiones inmediatamente, como que (Manuel) Chaves entregue al día siguiente su acta de diputado”.
Ciudadanos exigió también un paquete de medidas económicas y sociales, mientras que Podemos, aunque agradeció los “guiños” hacia su partido y ha asegurado que le gusta “la música y la letra” de algunas propuestas socialistas, ha recalcado que quiere “hechos” y garantías de cumplimiento.
La presidenta en funciones de la Junta aseguró que mantendrá “la mano tendida” ante la segunda votación y pidió a los grupos que en los días que faltan dejen “el tacticismo y la estrategia del regate corto”.
El líder del PP-A, Juanma Moreno, mostró su voluntad de llegar a “pactos y acuerdos” tras ofrecer a Díaz un plan de trabajo para esta legislatura con 146 medidas, aunque ha lamentado que su voluntad, según ha dicho, sea la de “marginar” a los populares.
El coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo, fue el más contundente en su rechazo, en cualquier votación, a la investidura de Díaz, de la que ha dicho: “Quien no la conozca que la compre; nosotros no vamos a hacerlo”.
El portavoz del PSOE, Mario Jiménez, advirtió que bloquear la formación del nuevo gobierno supone el voto a la “inestabilidad y a alejarse de la recuperación económica”. n

El Parlamento andaluz dice “no” a la reelección de Díaz como presidenta