El acusado de quemar el piso y maltratar a su expareja en Ourense lo niega en el juicio

GRAF1285. OURENSE, 17/01/2018.- Un hombre se enfrenta a un juicio acusado de prender fuego a la vivienda donde residía su pareja y la hija menor de ambos y a la que habría entrado sin permiso. En la imagen, el acusado durante el juicio celeb
|

La esposa del hombre juzgado en Ourense por presunto maltrato, allanamiento y autoría del incendio del piso en el residía tras haberle abandonado relató que durante 22 años de matrimonio vivió atemorizada por el “pánico” y bajo continuas “vejaciones, insultos y amenazas”.
“Mi hija mayor me pidió que no me fuera de casa porque si no mi marido nos mataba a las tres”, explicó durante el juicio.
Una situación que L.G.G. (el acusado) negó durante su declaración en la primera jornada del juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Ourense y por el que se enfrenta a una petición de 19 años de prisión por parte de la fiscalía y acusación particular (15 por incendio, dos por allanamiento de morada y otros dos por malos tratos habituales). 
La defensa pide la libre absolución. Los hechos tuvieron lugar el 3 de marzo de 2016. Según el escrito de Fiscalía, durante la madrugada el acusado envió a su expareja varios mensajes amenazantes. Entre ellos había uno en el que le decía que “ahora sí que te vas a cagar, espero que no pilles a tus hijas por medio”.

Barrio del Vinteún
La acusación sostiene que esa mañana, entre las 08.15 y las 09.00 horas, el hombre aprovechó cuando su mujer llevó a la hija pequeña al colegio y se fue a trabajar para introducirse en la casa situada en el barrio del Vinteún con una copia que había realizado de la llave de la menor “sin permiso ni conocimiento de ésta”.
Ya en el interior de la vivienda, habría amontonado las posesiones de ambas y les habría prendido fuego tras rociarlas con gasoil obtenido de sus labores habituales en el sector agrícola y para cortar madera.
El acusado, L.G.G., de 47 años, neg´´o los hechos y explicó que entre las 08.,00 y las 10.00 horas del día de los hechos visitó “tres o cuatro veces” un bar de la localidad de Cortegada (en la comarca de O Ribeiro, donde reside) y se dedicó a trabajar en una viña.
Varios vecinos le sitúan en el bar y el pueblo a partir de las 09.15 horas. Solo un conocido lo vio antes, podando una viña a las 08.15 horas. Sin embargo, en este caso las historias difieren porque el acusado dice que saludó a su vecino cuando circulaba en coche y que éste no se enteró; mientras que éste último aseguró que le saludó con el claxon.

Alergia
Por otra parte el hombre negó haber echado a su mujer de la casa que compartían en Cortegada y dijo que ella se fue porque había comprado un perro y él “no lo quería” en la casa porque “es alérgico”.
También se reivindicó como “un buen padre y marido”, con unas “relaciones normales” con sus dos hijas y un matrimonio en el que “nunca hubo una ruptura o separación” y en el que, tras la ruptura, era su mujer la que iba a verle a él.

El acusado de quemar el piso y maltratar a su expareja en Ourense lo niega en el juicio