La apertura de la rotonda de Salgado Torres pone fin a las obras de la zona de San Cristóbal

Copia de El Ideal Gallego-2016-06-16-011-55758a83
|

La nueva rotonda de la avenida de Salgado Torres se abrió ayer a una circulación congestionada pro la intensa lluvia. Sin embargo, fueron muy pocos los coches que rodaron por su asfalto, quizá porque fueron muchos los vecinos que no estaban al tanto de la apertura de una obra que fue diseñada por el anterior Gobierno local con el Ministerio de Fomento y cuya construcción ha supuesto una inversión de algo más de cinco millones de euros.  
Se trata de la última obra para mejorar la conectividad de la Tercera Ronda con las vías urbanas y permite enlazar esta vía rápida con la avenida de Pablo Picasso y, a través de ella, todo el barrio de Segunda Fase de Elviña. También se puede acceder desde la rotonda a la estación de ferrocarril a través de la avenida de Joaquín Planells, con lo que las autoridades esperan que sirva para descargar de tráfico la avenida de San Cristóbal a la altura de la avenida de Arteixo. 
La apertura de esta rotonda también contribuye a eliminar los problemas de aislamiento que tradicionalmente soportaban los vecinos de la avenida de Glasgow y de la avenida de Pablo Picasso de los barrios de O Birloque y Elviña. 
Durante el mandato anterior ya se habían solucionado otras carencias de comunicación, con  el paso inferior de acceso al polígono de Vío, la pasarela de Blanco White en ejecución, el nuevo acceso directo a Novo Mesoiro, los encuentros de la vía en Lonzas, las mejoras en la avenida de la Universidad que incluyeron aceras y carril bici, o los cierres de los bloques de Lonzas y Glasgow.
 En conjunto, la Tercera Ronda supuso una inversión de casi 600 millones de euros entre 2012 y 2015 entre Xunta y Estado y ha supuesto una mejora en la fluidez de los accesos en la ciudad, aunque todavía no ha conseguido reducir la densidad del tráfico en la avenida de Alfonso Molina en la medida de lo esperado.

La apertura de la rotonda de Salgado Torres pone fin a las obras de la zona de San Cristóbal