El juez imputa a otros dos hijos de Jordi Pujol tras ordenar numerosos registros

Spanish police officers carry boxes of evidence from the residence of former president of Catalonia Jordi Pujol, as part of an investigation by a High Court judge into tax fraud and money laundering by members of the Pujol family, in Barcelona, Spain, Oct
|

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha citado a declarar como imputados el 13 de noviembre a Josep y Pere Pujol Ferrusola, hijos del expresidente de la Generalitat de Cataluña, en el marco de la causa en la que se investiga el patrimonio de su hermano Jordi.
La citación se produjo coincidiendo con los doce registros en Cataluña y Madrid llevados a cabo este martes la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) del Cuerpo Nacional de Policía en la denominada operación “Hades”, que incluye las viviendas y sedes sociales de las empresas de la familia Pujol.
La Audiencia Nacional investiga desde hace casi tres años el origen del patrimonio de Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del matrimonio formado por el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol Soley y Marta Ferrusola, ante la sospecha de que lo hubiera obtenido cobrando comisiones ilegales al mediar en la adjudicación de contratos públicos.
El juzgado rastrea sus actividades económicas desde que el 17 de enero de 2013 la exnovia de Pujol Ferrusola, María Victoria Álvarez, ratificara ante el juez Pablo Ruz que acompañó a Andorra al hijo mayor del expresidente para ingresar en un banco una mochila llena de billetes de 500 euros.
Tanto Jordi Pujol Ferrusola como su exesposa, Mercé Gironés Riera, fueron imputados indiciariamente por un delito de blanqueo de capitales y otro de fraude fiscal. El primogénito del clan, que compareció ante el juez Ruz el 15 de septiembre de 2014, negó las acusaciones de su exnovia y que manejara grandes sumas de dinero en efectivo. 
En el punto de mira de la justicia se encuentran cinco sociedades a nombre del matrimonio que, según el juez que actualmente dirige la instrucción, José de la Mata, y la teniente fiscal Anticorrupción, Belén Suárez, habrían recibido transferencias de hasta 8,5 millones de euros por parte de 17 grandes constructoras y empresas de servicios que “directa o indirectamente” declararon “ingresos procedentes de distintos organismos públicos de Cataluña”. En todos los casos se sospecha que se trata de empresas tapadera que ofrecieron servicios ficticios para encubrir el pago de mordidas.

otros familiares
En octubre de 2014 también fueron imputados varios familiares del matrimonio investigado, entre los que se encuentran los exsuegros de Pujol Ferrusola, Ramón Gironés y Mercé Riera; su excuñado Ramón Gironés Riera; y el técnico del Ayuntamiento de Barcelona Xavier Corominas.
El juez Ruz también interrogó en noviembre del año pasado a una veintena de testigos, entre ellos una decena de empresarios que aseguraron que, a pesar de los pagos que recibió Pujol Ferrusola, nunca trataron con él y ni siquiera le conocen. 
Otro testimonio relevante fue el del asesor fiscal de la familia Pujol, Joan Antón Sánchez Carreté, quien dijo desconocer que los miembros del clan tuvieran cuentas en el extranjero.

El juez imputa a otros dos hijos de Jordi Pujol tras ordenar numerosos registros