La oposición de Sada vota en contra de la compra del hotel y el BNG acusa a Anido de corrupción

26 octubre 2010 / 22 marzo 2013 página 21 / 04 abril 2013 página 20 Sada.- Las distintas actividades que se desarrollan en las instalaciones del Hotel Sada Marina se trasladarán de manera inmediata a otro espacio ante el posible cierr
|

Ya el hecho de que el alcalde, Ernesto Anido, convocara un pleno en mitad de la campaña electoral, irritó a la oposición. En un principio, el único punto que se sometería a debate, cuyo enunciado decía “expediente de modificación de crédito”, podía hacer pensar que fuera solo para pagar facturas pendientes. Pero no. Enseguida la sombra del hotel se posó para quedarse.
La comisión informativa que habitualmente se celebra de manera previa a cada uno de los plenos de la corporación municipal –será el lunes– tuvo lugar en la jornada de ayer. Y su resultado no fue precisamente el de un partido amistoso.
Como era de esperar –y así lo esperaba también Anido, consciente de que el resto de grupos no le apoya ninguna de sus grandes iniciativas precisamente en este momento–, la oposición solo respaldó lo relacionado con el pago a proveedores y la amortización de la deuda con cargo al remanente. Pero la compra del derecho de superficie del hotel, por un importe de 750.000 euros, nada de nada. Por ahí el BNG, el PDSP y el PSOE no entraron.
“Estamos diante dunha situación desesperada dun alcalde que se ve perdedor, e quere formalizar a compra antes do día 24”, señala el BNG, que considera que la actuación de Anido “merecería unha investigación da Fiscalía Anticorrupción”.
En cualquier caso, matizaron que ni ellos ni ningún grupo está en contra de que se instale la universidad portuguesa Fernando Pessoa, pero aseguran que para ello hay mecanismos y que quien esté interesado puede participar en la subasta –el día 20–. Lo que sería un acto de “prevaricación administrativa”, afirma el BNG, es que el alcalde vinculase el hecho de que se instale dicha universidad con el pago de 750.000 euros de las arcas sadenses.
Es más, los nacionalistas recuerdan que en unos meses el hotel revertirá en el Ayuntamiento de Sada, por lo que no ven motivos para tener tanta prisa. La explicación que ven desde el BNG es que el PP “pretende que alguén cobre comisións por xestionar a compra do hotel e iso ten un nome e chámase corrupción”.

La oposición de Sada vota en contra de la compra del hotel y el BNG acusa a Anido de corrupción