Feijóo ve en el Banco de Terras un éxito tras lograr que aglutine 4.000 hectáreas

Feijóo, durante su intervención tras la visita a la parcela del proyecto Bustelo del Banco de Terras efe
|

  El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguró ayer en la localidad ourensana de Vilardevós que la ley de movilidad de tierras empieza a dar “sus primeros resultados” y destacó que hay en Galicia 4.000 hectáreas en el Banco de Terras, a disposición de los empresarios, ganaderos y ganaderos que quieran invertir y 800 arrendatarios.

Acompañado por la conselleira do Medio Rural, Rosa Quintana, el presidente defendió esta ley criticada por el PSdeG y el BNG.

Durante una visita a una parcela del proyecto Bustelo del Banco de Terras, que aglutina a 60 propietarios, Feijóo aseguró que este es el “camino adecuado” y que la Xunta seguirá apoyando proyectos rentables, “capaces de generar riqueza, empleo y asentamiento poblacional en el ámbito rural.

Asimismo, destacó que durante esta legislatura el Banco de Terras se incrementó en 200%, pasando de 400 parcelas incorporadas a más de 1.200 parcelas.

La demanda de alquiler se elevó 150% en tres anos y hubo 400 solicitudes en solo un mes y medio

 

En su exposición, el presidente gallego destacó que la demanda de alquiler se incrementó 150%, en estos tres últimos anos, y llegaron a inscribirse en el último mes y medio en el mismo 400 solicitudes de arrendatarios, lo que supone, dijo, “que no solo hay parcelas sino que hay demanda”.

 Proyectos > “Hay más de 4.000 hectáreas que están a disposición de los empresarios de los ganaderos y agricultores que quieran invertir”, indicó, tras añadir que ahora solo falta que lleguen proyectos para poner estas tierras en producción.

Respecto al proyecto presentado en Vilardevós, el titular de la Xunta señaló que las 80 fincas que estaban abandonadas son un ejemplo de cómo pueden convertirse en “un aval de riqueza”.

“Gracias a esta iniciativa podemos mirar al futuro de nuestra tierra”, indicó Feijóo, quien resaltó su deseo de que este proyecto suponga riqueza para la zona y algo más de población para el municipio porque esto posibilitaría más servicios públicos y que el ayuntamiento inicie una etapa de renacimiento desde el punto de vista agrario y vitivinícola”.

Horas antes Feijóo subrayó en Verín el compromiso de la Xunta con la cooperación transfronteriza, como el “mejor camino” para “solventar los problemas derivados de la recesión económica”, y a la hora de “resolver brechas y abrir nuevas oportunidades”.

“En estos tiempos de crisis tienen que resurgir instituciones que saben diferenciar lo sustancial de lo secundario; y comportamientos que ni se inhiben delante de las dificultades”, indicó, durante la inauguración de la nueva sede de la Eurociudad Chaves-Verín, que tuvo lugar en la localidad de Feces de Abaixo, perteneciente a Verín, que supone, dijo, un “modelo pionero” en Europa.

Acompañado por numerosos cargos de Portugal y de Galicia, Feijóo abogó por la necesidad de “seguir apostando” por la cooperación, como fórmula para solventar los problemas derivados de la recesión económica”, y para “seguir derribando fronteras en temas tan sensibles para los ciudadanos como la salud, educación y el turismo”.

Subrayó la necesidad de gestionar más que nunca “de forma adecuada los fondos públicos”, para “evitar duplicidades, lograr eficiencia que permita hacer más que nunca”. “Tenemos la voluntad de que así sea”, dijo y añadió que la instalación indica que “queremos que la cooperación transfronteriza tenga más dimensión y sea más visible”.

Feijóo ve en el Banco de Terras un éxito tras lograr que aglutine 4.000 hectáreas