Reportaje | Alumnos y actores destripan “Fariña” en Someso

El Ideal Gallego-2018-11-23-036-3d34d730
|

La alumna de Imaxe e Son Alexa Botella lleva solo cinco meses en España, pero ya le dio tiempo a ver “Fariña” y conocer un poco más de este país donde clavó las piquetas, su misterio y retranca y, también, su parte más oscura. De eso hablaron ayer en unas jornadas del audiovisual, que organizaron los propios estudiantes y que contaron con la presencia de tres de los actores, Isabel Naveira, Cristina Iglesias y Fran Lareu: “Es algo muy satisfactorio acercarse a gente que llegó a acaparar la industria nacional”. Sesiones como esta “hacen más apasionante la práctica”. 

De “Fariña”, Alexa se queda con la caracterización de los personajes, que “enseñaron cómo se vivía y cómo todo derivó a ese negocio de la droga. Está muy bien ambientada, y se aleja de los finales abiertos que se estilan ahora”. Podrían haberlo modificado, señala, pero no. Y en ese aprender, su profesor de producción, Xosé Cascudo, destacó lo bien que enfocaron sus alumnos la actividad para debatir primero sobre las mujeres en la escena y ayer sobre “Fariña”, “disfrutaron moito, o público e os alumnos”. 

En el caso del encuentro con los intérpretes, el docente destacó que se fue más allá para analizar el impacto social, “con todo aquel lío do secuestro do libro, e o proceso posterior, o primeiro capítulo que foi experimental, cando non tiñan a posprodución e presentárono a ver que pasaba”. 

Pasó que gustó, ayudado por toda esa campaña de márketing, “a mellor promoción que puido ter, feita polo propio poder”, y la calidad de la recreación “do pasado, dos anos 80, todos os meus alumnos son dos 90 e algúns deste século, por iso, valoran o deseño, non sei se por influencia de ‘Narcos’”. A Cascudo le interesó esa visión de “mostrar como foi esa época de luces e de sombras, de esplendor cultural, saíamos da ditadura, foi un tempo de reconversión industrial e drogas duras”. 

Fran Lareu fue uno de los que consiguió el aplauso de los espectadores: “É moi interesante compartir experiencias con xente que empeza”. En cuanto al éxito del producto, él cree que se debió a que destaparon lo tabú a nivel nacional e internacional ahora en Netflix, “un produto feito con cariño no que todos nos implicamos”. 

El efecto “Fariña” fue parecido al de “Mareas vivas”, “e moito do equipo de Portozás estuvo aquí, é curioso que desde fóra nos teñan que dicir que facemos ben as cousas, pero levamos anos con escolas, esforzando e arriscando”. De la continuidad de la serie, no se atreve a decir nada firme: “Foi un produto tan redondo que ata dá medo seguir”.

Reportaje | Alumnos y actores destripan “Fariña” en Someso