Masoquismo electoral

En Italia triunfan los populistas, los del Movimiento 5 Estrellas, que nacieron de estar indignados.

En Italia triunfan los populistas, los del Movimiento 5 Estrellas, que nacieron de estar indignados, y los de Liga Norte, que predican que los que viven al norte son más guapos, más listos y más industriosos que los que viven al sur de Italia, no sé si les suena el sermón, que sí les suena.
La indignación parece que resulta bastante rentable, y el M5S nació del enfado con los partidos políticos tradicionales, la casta, que no se ocupa de la gente, cosa que seguramente también les suena. Los que protestaban de la casta política se convirtieron en casta gracias a los votos de los italianos, y alcanzaron cotas de poder. 
Uno de los sillones que más captó la atención fue el de la alcaldía de Roma, ocupada por una de las indignadas, Virginia Raggi que accedió a la alcaldía con el 70 por ciento de los votos. Hace un año. Dijo que los romanos verían lo que es la honradez. Bueno, la empresa de residuos va por el cuatro administrador y las ratas peregrinan todas las noches por el centro de Roma. 
Acusada por el fiscal de falsedad y de nombramientos amigables, ha logrado que el habitual caos de Roma se haya ahondado, y que el servicio de transporte público registre 300 averías diarias. Consiguió el 70 por ciento de los votos y hoy el 70 por ciento de los romanos le gustaría que se fuera. 
Pero ellos la han votado. Y han vuelto a votar al Movimiento 5 Estrellas, lo que nos viene a explicar tres cosas: a) que para hacer un nuevo partido político lo más importante es comenzar por un grupo de gente cabreada, pero cuanto más cabreada, mejor; b) que los predicadores del populismo roban un poco menos, pero son peores gestores; y c) la masa electoral es masoquista y, por tanto, una gestión errática y errónea no logra descender el entusiasmo que suscita la gente nueva, o los que aseguran que son distintos que los demás, léase superiores. 
Menos mal que para compensar los alemanes han optado por el sentido común. Otra vez estos alemanes sosteniendo Europa.