jueves 22/10/20

SUBLIME CLAMOR CORAL

Jornada final del XX encuentro de música coral Fonseca en los Jesuitas, transformada en la sala de conciertos. Un triángulo equilátero como broche aplaudido con bravos y olés. Tres lados sonoros, redondos, seductores. Caminos de alma equilibrada. Triunfadores. Empastados. Rítmicos. Presentes en la textura de la partitura original. Tres ángulos nominativos: “Polifónica coruñesa Canticorum” “Sancta María Maris” y “Coro Cantábile) bajo directores de fueste vocacional que saben bien lo que se traen entre manos. Didácticos, formativos y fascinantes en actuaciones concretas: Pablo Méndez Carreira, Daniel G: Artés y Pablo Carballido del Camino, respectivamente.
Aleluya, ritmo vital religiosos, selección del famoso musical “Los miserables” y “Deja pasar la luz del sol”. Una ave viajera. Una perplejidad. Participación de Álvaro Blanco al teclado y como chelista Amaia Garrido San Juan. Inspiración. Fortaleza. Dulzura. Armonía recóndita en un conjunto convincente, que canta a la libertad. Palmas. Miradas entrecruzadas. Vivencias. Clamores.
El segundo colectivo-interpretaciones “a capella”. Piropos a la Virgen, recogidos de un cancionero de palacio anónimo. Buenas noticias con espiritual negro. Exaltación del amor. Recuerdo a los Beattles en la inocencia de conocerte, el cinema Paradiso de nuestra infancia y un aleluya diferenciado. Artés, aparte del timón, es responsable de varios arreglos.  El Coro Cantábile, también sin apoyo instrumental, con solistas como Susana García (soprano), Lucía Cernadas (mezzosoprano) y Miguel Díaz (tenor). Voces juveniles, blancas incluso, para cantar al mes de mayo, el amor y la esperanza y los sufrimientos de Cristo. Los tres coros conjuntamente bajaron el telón dirigidos por G. Artés y al teclado Pablo Carballido. Nutridos aplausos, parabienes, entrega de trofeos y reconocimiento y aclamaciones a la labor divulgadora de El Ideal Gallego,

Comentarios