La pérdida del museo del Automóvil

El museo de la Automoción que la Fundación Jorge

El museo de la Automoción que la Fundación Jorge Jove tenía previsto instalar en A Coruña, promovido por el entonces alcalde Javier Losada en 2009, supondría una gran referencia en el calendario mundial de las citas museísticas a visitar. En el lugar se expondrían 342 vehículos históricos de todo tipo y albergaría además un centro de documentación sobre la materia, así como otros espacios dedicados a diversas actividades.
Con la llegada de Carlos Negreira a la Alcaldía, se retoma el proyecto, que recibe un impulso en 2015 con la cesión del suelo preciso en el parque de Bens. Pero la llegada de La Marea, con Xulio Ferreiro a la cabeza, aparcó el proyecto y lo metió en el baúl de los recuerdos, dejándolo en el olvido institucional. Grave error que A Coruña no se merece.
Este museo se concibe como una salida para revitalizar aquella zona y promover el turismo familiar basado en la cultura del ocio hacia la historia del automóvil en general, una parcela que genera un gran tirón económico y social, figurando en las agendas de numerosas ciudades como un lugar de interés turístico y como oportunidad de negocio a la ciudad, pero la Marea no lo ha entendido, ni tampoco hace nada por entenderlo. Llegó a la Alcaldía con la mente vacía de ideas y saldrá con la misma propuesta.
Se trata una inversión y hay que verla como tal, quizás una buena inversión, que acogería a miles de forasteros a lo largo del año que visitarían el museo dejando unos buenos ingresos en la ciudad. Cosa que agradecerían el comercio y la hostelería, debido a que sería un colchón importante para sus paupérrimas arcas por la falta de alicientes de esta ciudad en cuanto a eventos turísticos a explotar y este sería fundamental. Lo que viene a ser otro proyecto fallido en la historia coruñesa.
De la cesión de los terrenos ya realizada de 107.000 metros cuadrados, la exposición ocuparía 27.000, repartidos en seis plantas, para ubicar la colección de los 342 vehículos de la fundación, entre los que hay en perfecto estado de revista coches, motos, camiones civiles y militares, vehículos sanitarios, autobuses, transportes de mercancías, así como de emergencia, que fueron utilizados desde finales del siglo XIX,hasta la actualidad. Todo estaba previsto para que este museo de la Automoción se levantase en 2016, pero la escasa voluntad de la Marea truncó uno de los más ambiciosos proyectos culturales, sociales y turísticos de la historia coruñesa en los últimos 50 años, cuando se habían dado todas las facilidades para llevarlo a buen fin.
La pésima actuación de la Marea en este tema, dará como resultado que la Fundación Jorge Jove tendrá un proyecto temporal parado en A Coruña y una oportunidad de oro perdida para la ciudad. Pero no le faltarán novias para hacerse con estas joyas automovilísticas y poner a la ciudad que las acoja en el almanaque mundial de citas a visitar, unas de ellas pueden ser Santiago o Ferrol. Lo curioso es que aparece como museo de Automoción de La Coruña próximo a inaugurarse e incluye una galería de fotos sobre los vehículos. Esperemos que la Marea recapacite y se sume a la voluntad de lograr algo importante para la ciudad.