viernes 4/12/20

Un desfile hacia un sillón de la RAE

DOS podemitas, el entrañable herbicida Pablo Echenique –“soy muy del amor y esas cosas, pero la mala hierba hay que extirparla”– y el purgado Albano-Dante Fachín –¡qué buen apellido para un patrono de la Fundación Franco!– llegaron a España procedentes de Argentina, a lo que no hay nada que oponer, pues millones de españoles, sobre todo gallegos, hicieron el viaje a la inversa. Nadie pidió ejercer con ellos el derecho de devolución, como tampoco con Martina Klein, mujer de pasarela, que, como buena argentina, se preocupa por la cultura: “A las nuevas modelos les pido que cuiden la ortografía”. Eso conviene pedírselo a las modelos y a las que no lo son. foTO: martina klein | aec

Comentarios