sábado 31/10/20

Gwyneth Paltrow lo vuelve a hacer

con esa cara de no haber roto un plato, Gwyneth Paltrow es toda una empresaria que no tiene el más mínimo problema en entrar en terrenos delicados para obtener beneficios. Triunfó con las velas que, según una acertada campaña de marketing, huelen como su vagina y ahora regresa para regocijo de sus fans y también de sus detractores con una nueva gama aromática, en esta ocasión, con olor a sus orgasmos. Que, por lo visto, en cuestiones olfativas son una combinación de pomelo, flor de naranjo, grosella negra, té verde y rosas turcas. Divina ella en cualquier situación. FOTO: Gwyneth Paltrow | aec

Comentarios