Una digna heredera del ejemplar legado de Anna Gabriel

ANNA Gabriel, la mayor influencer de la Cataluña actual, pues ha puesto de moda cortarse el pelo al estilo de las nekanes, anda por Venezuela –¡vaya recibimiento le han dado los antichavistas! “La he visto mil veces en la televisión española y estoy segura de que sufre al menos dos formas de hidrofobia: su cuerpo rechaza el agua y siempre tiene mal de rabia” ha llegado a escribir sobre ella una periodista–, pensando si vuelve a casa o se queda una temporada disfrutando del sol caribeño. Ayer le vino muy bien estar por allí, pues era el día que le correspondía declarar en el Supremo por un presunto delito de rebelión, pero ella prefirió matar el tiempo dándole al ronsito y a la piña colada. En cambio, hasta el alto tribunal fue su heredera, Mireia Boya, la ahora presidenta del grupo parlamentario de la CUP y que se declara defensora de la nación occitana. La antisistema afirmó ante el juez que el objetivo de la declaración de independencia era ser efectiva y no cosmética, y que el 1-O la Policía salió a la calle con sus porras a la caza de independentistas... Casi dan ganas de pedirle a la hidrofóbica Gabriel que regrese. FOTO: mireia boya | aec