jueves 26/11/20

Otro alcalde que enfila hacia la Embajada cerca de la Santa Sede


SI Paco Vázquez, el coruñesismo hecho hombre, culminó su larga carrera política como embajador de España cerca de la Santa Sede, otro alcalde, el poderoso Caballero, don Abel, ya ha iniciado el camino para acabar como diplomático en El Vaticano. Ha decidido convertir a los concejales de la Marea viguesa y ha instalado a la puerta de la sede del partido un altavoz en el que no dejan de sonar villancicos. De hecho, dos de los ediles, Rubén Pérez y Xosé Lois Jácome, que se declaran ateos, ya han anunciado que se rinden, que la incesante emisión de panxoliñas ha destrozado su capacidad de resistencia y sacan la bandera blanca. “Ten compaixón de nós”, han llegado a implorar a través de la redes sociales, sin que el alcalde, martillo de herejes, se haya apiadado. ¡Alabado sea el Cristo de la Victoria!

Comentarios