viernes 23/10/20
INFORMÁTICA FORENSE

La informática forense es la principal arma contra la delincuencia digital

La informática forense se ha convertido en una unidad cada vez más importante dentro del organigrama policial debido al "crecimiento exponencial" que están experimentando las nuevas formas de delincuencia digitales como el hacking, el phising o el pharming.

Un especialista de la Sección de Informática Forense de la Comisaría General de Policía Científica. EEF/Archivo
Un especialista de la Sección de Informática Forense de la Comisaría General de Policía Científica. EEF/Archivo

La informática forense se ha convertido en una unidad cada vez más importante dentro del organigrama policial debido al "crecimiento exponencial" que están experimentando las nuevas formas de delincuencia digitales como el hacking, el phising o el pharming.

Esta es una de las conclusiones de la ponencia que presentó esta semana el jefe del Grupo Operativo de la sección de Informática Forense de la Unidad Central de Criminalística de la Comisaría General de la Policía Científica, José Alberto Martínez, en el curso de verano "Ciencias forenses aplicadas a la investigación" de la Universidad de Alicante.

Esta unidad basa su trabajo en investigaciones de laboratorio a través de la recuperación de datos o "técnicas de ingeniería inversa", consistentes en saber cómo funcionan las aplicaciones que se han usado con fines delictivos, según ha explicado a EFE José Alberto Martínez.

La mencionada sección policial se creó en 2008 y ya la integran 46 personas en toda España y 14 en la ciudad de Madrid. Además, todos sus miembros tienen formación en informática forense, ya sean ingenieros, técnicos superiores o personal especializado.

La principal motivación de estos agentes es tener claro que hoy en día "todas las formas de delincuencia empiezan o tienen cabida en un dispositivo digital", ha resaltado José Alberto Martínez.

Para el jefe de este departamento policial, los delitos contra la intimidad en redes sociales son la principal forma de delincuencia digital, además de las estafas derivadas de prácticas como el phising o el pharming o de suplantación de identidad fruto de un hacker.

En este sentido, ha señalado que, salvo en el caso de estos últimos, el resto de actividades delictivas suelen estar organizadas en grupos criminales con reparto de tareas.

"En las nuevas formas de delincuencia hacen falta conocimientos avanzados, sobre todo, en electrónica e informática", ha agregado el responsable de la Unidad Central de Criminalística.

Además, internet ha facilitado la "consolidación de formas clásicas de delincuencia como la pornografía infantil o los fraudes", en este caso, a través de métodos de pago en red, ha comentado el experto.

A pesar de este auge, la gente "no es del todo consciente" de lo que supone la disminución de su privacidad e intimidad por el uso de las redes sociales en dispositivos móviles y tablets.

"Con las redes sociales somos más inconscientes y, aún sabiendo que cedemos parte de nuestra privacidad de forma voluntaria, luego la reclamamos", ha añadido.

En cambio, a la hora de realizar pagos a través de internet los españoles somos "más miedosos", algo en lo que vamos "atrasados" con respecto a Europa, ha manifestado.

Comentarios