El Gobierno de Sada reitera la “urgencia” de modificar el decreto de Bien de Interés Cultural de Meirás

El alcalde, Benito Portela (i) y el historiador Manuel Pérez Lorenzo, a su llegada a la antigua Audiencia de A Coruña | J. Alborés

Tras la vista celebrada en la sede de la antigua Audiencia Provincial de A Coruña para aclarar la titularidad del mobiliario. el Ayuntamiento de Sada reitera la “urgencia” de modificar el decreto BIC (Bien de Interés Cultural) de As Torres Meirás. En este sentido, desde la coalición cuestionaron que la Administración del Estado no apoyase el incidente presentado por la institución municipal reclamando las piezas que contiene el inmueble desde la época de la escritora Emilia Pardo Bazán hasta el año 1975, con excepción de aquellos que los herederos puedan acreditar que incorporaron ellos a Meirás.  “En cualquier caso, y con independencia de lo que ahora resuelva en los tribunales, desde el Ayuntamiento de Sada se viene insistiendo desde el primer momento en la necesidad, origen y urgencia de que Xunta y Estado acuerden y resuelvan discrepancias respecto a los bienes de Meirás”.
 

Así, apuestan por “incoar la modificación del decreto BIC para incorporar los bienes muebles, evitando de esa manera la retirada de bienes por los Franco”.
 

Desde el Ayuntamiento de Sada señalaron que la vía incidental judicial “tiene sus límites y condicionantes, mucho más cuando el Estado no ejercitó acción posesoria o reivindicatoria ninguna sobre la mayoría de los bienes muebles”, indicó el alcalde sadense, Benito Portela.
 

En este sentido, el Gobierno de Sada insta de nuevo a que la Xunta “mueva ficha” e incoe de inmediato el expediente de modificación BIC para incorporar al mismo el conjunto de bienes muebles que contiene Meirás.

 

Informe

El historiador Manuel Pérez Lorenzo, que compareció en la vista en calidad de testigo, señaló que algunos elementos cuya titularidad reclaman los Franco todavía conservan las etiquetas del inventario de Patrimonio Nacional.
 

Aunque el Ayuntamiento de Sada había propuesto a Pérez Lorenzo como perito, el magistrado no admitió su informe por presentarlo de manera extemporánea, pero sí aceptó su declaración como testigo, en la que pudo detallar que en el inmueble existen en la actualidad “muchos elementos más que se adscriben al periodo anterior a 1938 –en que se le entrega Franco- y que se pueden relacionar con Pardo Bazán”.
 

Según indicó, existe documentación gráfica, con imágenes de la autora especialmente en estancias con proyección en prensa como la capilla o los salones, en los que se ven objetos cuya titularidad enfrenta a los nietos del dictador con la Administración del Estado.  Es el caso de la mesa situada en la torre de levante, en el piso superior, donde Pardo Bazán escribió algunas de sus obras más importantes o las sillas bordadas, que aparecen en numerosas imágenes, pues el inmueble alcanza una enorme proyección “en el momento en que se convierte en residencia del jefe del Estado”, tanto con fotografías como con “vídeos que permiten realizar recorridos por estancias completas” de Meirás.
 

En estos documentos, Lorenzo constató la aparición de numerosos elementos que continúan en   el inmueble y que, por tanto, son anteriores a la muerte de Franco. 
 

En este sentido, el Ayuntamiento de Sada solicita que los descendientes del dictador solo puedan sacar del pazo aquellos bienes muebles que acredite que llegaron allí después de 1975.

El Gobierno de Sada reitera la “urgencia” de modificar el decreto de Bien de Interés Cultural de Meirás

Te puede interesar