sábado 26/9/20

Amsterdam se viste de color naranja para festejar el relevo en la monarquía

Amsterdam se vistió de naranja, el emblemático color de la dinastía de los Orange-Nassau, para festejar a la reina Beatriz y a los príncipes herederos, Guillermo-Alejandro y Máxima, que hoy asumirán la corona de los Países Bajos.
 

Amsterdam se vistió de naranja, el emblemático color de la dinastía de los Orange-Nassau, para festejar a la reina Beatriz y a los príncipes herederos, Guillermo-Alejandro y Máxima, que hoy asumirán la corona de los Países Bajos.
Los próximos reyes de Holanda, junto a sus tres hijas Catalina-Amalia, que desde hoy será la heredera, Alexia y Ariane, se trasladaron a la Nieuwe Kerk, la iglesia gótica en la que tendrá lugar la ceremonia de investidura, para realizar un ensayo general, en el que también participa el Coro Infantil Nueva Amsterdam.
Las autoridades engalanaron con tulipanes y flores naranjas la plaza Dam y otros céntricos lugares de la capital, en donde se prevé la llegada de cerca de un millón de personas.
Treinta príncipes y princesas de las casas reinantes del mundo asisten a las ceremonias de abdicación de la reina Beatriz y de investidura de su hijo, Guillermo-Alejandro, y su esposa, Máxima Zorreguieta. Los primeros en llegar fueron los príncipes herederos de Japón, Naruhito y Masako, quien realiza así su primer viaje oficial en once años, mientras que los príncipes de Asturias, Felipe y Letizia, lo hicieron ayer.

Comentarios