miércoles 2/12/20

Un sabotaje a cuatro camiones causa un vertido de 4.000 litros de gasóleo en la costa de Ribadeo

Una sabotaje a cuatro camiones de la flota de la empresa Miana Operadores  provocó un vertido de entre 3.000 y 4.000 litros de gasóleo a la playas de Os Castros y As Catedrais, en Ribadeo (Lugo), que ya esta controlado, informaron fuentes de la Consellería del Mar.
rosa quintana atiende a la prensa tras asistir a un acto oficial efe
rosa quintana atiende a la prensa tras asistir a un acto oficial efe

Una sabotaje a cuatro camiones de la flota de la empresa Miana Operadores provocó un vertido de entre 3.000 y 4.000 litros de gasóleo a la playas de Os Castros y As Catedrais, en Ribadeo (Lugo), que ya esta controlado, informaron fuentes de la Consellería del Mar.

La Xunta mantiene bajo control el vertido, que se originó ayer de madrugada en la gasolinera de A Devesa, en Ribadeo. El combustible estaba almacenado en las cisternas de cuatro de los diez camiones que permanecían allí aparcados.

El 112 recibió aviso de la Guardia Civil para desplazar hasta la zona a los bomberos tras comprobar que los diez vehículos presentaban las ruedas pinchadas. Además, los efectivos de los servicios de emergencias comprobaron que las cisternas de cuatro de los vehículos estaban rotas.

 La consellería do Mar asegura que
el combustible
está controlado

Os Castros y As Catedrais

El combustible de las cisternas, entre 3.000 y 4.000 litros, fue a parar en parte a un reguero que alcanzó a las playas de Castro y de As Catedrais, por lo que se activó en fase de alerta el Plan de Contingencias por Contaminación Mariña Accidental (Plan Camgal).

La conselleira de Medio Rural y Mar, Rosa Quintana, se trasladó hasta la zona y se puso en contacto con el patrón mayor de la Cofradía de Ribadeo para informarle directamente de lo sucedido .

El grupo de apoyo logístico de la Agencia Gallega de Emergencias, personal de Guardacostas y técnicos de Calidad y Evaluación Ambiental trabajaron durante toda la jornada en la eliminación de los restos del vertido.

En coordinación, técnicos de Aguas de Galicia y de Intecmar recogerán muestras para evaluar la incidencia del vertido en la calidad de las aguas y en recursos pesqueros, principalmente en el percebe y el oricio. Las labores de recogida finalizarán hoy.

Además, se realizará un estudio del suelo contaminado para comprobar los daños.

La empresa de transporte que ha sufrido el sabotaje ha denunciado daños materiales que superan los 100.000 euros.

Comentarios