martes 1/12/20

Cuatro “peligrosos” atracadores acuchillan a un agente en su huida tras intentar asaltar un banco

Un policía nacional sufrió heridas leves en el atraco frustrado a una sucursal de Novagalicia Banco en Vigo al recibir una cuchillada en su pierna cuando trataba de reducir a uno de los cuatro “peligrosos” atracadores que fueron detenidos.

Agentes de paisano, en la entrada de la sucursal bancaria	efe
Agentes de paisano, en la entrada de la sucursal bancaria efe

Un policía nacional sufrió heridas leves en el atraco frustrado a una sucursal de Novagalicia Banco en Vigo al recibir una cuchillada en su pierna cuando trataba de reducir a uno de los cuatro “peligrosos” atracadores que fueron detenidos.
Los asaltantes, de nacionalidad española y con antecedentes penales, trataron de huir al verse descubiertos y fue cuando se desencadenó una espectacular persecución. Los detenidos portaban armas y un cuchillo de grandes dimensiones.
Fuentes policiales informaron de que los hechos tuvieron lugar entre las 14.15 y las 14.20 horas de ayer, cuando cuatro individuos armados con tres pistolas y “un cuchillo de grandes dimensiones” entraron en dicha sucursal, con la cara cubierta, llevándose cierta cantidad de dinero.
La Policía tiene activados desde hace tiempo distintos dispositivos de atraco en la zona ante el conocimiento de que circula “gente peligrosa”.
En el momento en el que se tuvo constancia del asalto, se desplegó un fuerte dispositivo policial compuesto por un grupo de operaciones especiales y un equipo de la unidad de delincuencia especializada y violenta. “Todo lo que teníamos se fue al lugar”, detalló un agente.
Los efectivos decidieron no actuar dentro de la sucursal por el temor a que hubiera rehenes, por lo que los esperaron, en frente de la entidad, donde los asaltantes tenían estacionada una furgoneta Berlingo de color azul con la que pretendían huir.
En la persecución, uno de los individuos intentó apuñalar a uno de los policías, que en un principio consiguió esquivar el cuchillo, pero al final resultó herido en una pierna.
Los policías lanzaron dos disparos preventivos para alertar de la peligrosidad de los delincuentes y evitar, así, que pudiesen “abrir fuego” en plena calle, con el peligro que eso pudiera acarrear para los viandantes.
Mientras, los otros tres huyeron en direcciones opuestas. Después de una persecución “complicada y violenta”, los agentes consiguieron detener a los cuatro varones “de edad avanzada”, personas muy “complicadas”, consideradas “muy peligrosas” y multi-reincidentes.
Durante la huida, uno de los atracadores “lanzaba el dinero”, por lo que los agentes se vieron obligados a cortar una de las calles para recoger el botín que estaba disperso por el suelo y del que todavía se desconoce la cuantía.

Comentarios