viernes 27/11/20

Casado se estrena al frente del PP acompañando a Feijóo en el funeral institucional de Albor

El primer acto oficial de Pablo Casado al frente del PP tuvo lugar, precisamente en Galicia. El nuevo líder de los populares acompañó al presidente de la Xunta y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo

Pablo Casado, Ana Pastor, Alberto Núñez Feijóo y Juan Vicente Herrera, tras el funeral  | lavandeira jr. (efe)
Pablo Casado, Ana Pastor, Alberto Núñez Feijóo y Juan Vicente Herrera, tras el funeral | lavandeira jr. (efe)

El primer acto oficial de Pablo Casado al frente del PP tuvo lugar, precisamente en Galicia. El nuevo líder de los populares acompañó al presidente de la Xunta y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, en el funeral con el que se le rindió homenaje institucional a Gerardo Fernández Albor, primer presidente autonómico de Galicia, que falleció a los 100 años el pasado 12 de julio. En el acto estuvieron también otros cargos y exresponsables como los autonómicos Fernando González Laxe y Emilio Pérez Touriño, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, el presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría o el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, entre otros.
La despedida con un funeral en la Catedral fue una de las peticiones que hizo el expresidente antes de fallecer. El arzobispo compostelano, Julián Barrio, en su homilía, ensalzó la trayectoria del primer presidente de la Xunta autonómica, que durante sus cien años de vida se mostró siempre fiel a la tierra gallega, a la “que tanto quería” y que hoy le honra “cuando todavía escuchamos los ecos de un corazón que amaba a Galicia”.
Julián Barrio destacó que Fernández Albor siempre fue un hombre con fe y que la cultivó al tiempo que se enriqueció culturalmente tanto en Galicia como fuera de ella.
El conocimiento adquirido durante su larga y “feliz vida”, le permitió tener unos principios sólidos que se evidenciaron en su trayectoria al frente del Gobierno gallego al que sirvió “con vocación política” e “intuición previsora”. “Nos queda su memoria, su trabajo y su entusiasmo fiel” entregado a Galicia, a España y a Europa, recordó el arzobispo en su intervención ante numerosos políticos además de familia y allegados.

Petición expresa
De forma previa al inicio del acto institucional, el actual presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, reveló que este funeral en el templo compostelano se trataba de un deseo manifestado expresamente por el propio Fernández Albor. Así, señaló que con este homenaje de da cumplimiento a “una parte del testamento” del dirigente político que, meses antes de fallecer, lo telefoneó para decirle que quería un funeral “en el templo de referencia de cualquier gallego. “Vinimos aquí a cumplir su mandato” y “es un honor poder despedirlo en la Catedral de Santiago que es donde él quería estar” y es el templo del que él “presumía en cualquier lugar del mundo”, rememoró el jefe del Ejecutivo autonómico.
Núñez Feijóo defendió la celebración de este funeral para honrar la memoria de una persona que dejó marcada a Galicia tanto por su forma de gobernar y de entender el autogobierno gallego, siendo capaz de implementar el “galleguismo constitucional”. Así, consideró que la figura del primer presidente autonómico ha marcado a Galicia para convertirla en lo que es hoy, y siempre con un sentido de lealtad hacia el resto de instituciones, con una forma de hacer política que lo convirtió en uno de los principales arquitectos de la Galicia autonómica.
De este modo, el máximo mandatario gallego agradeció a los asistentes su participación destacando la de los expresidentes de la Xunta socialistas Fernando González Laxe y Emilio Pérez Touriño “y de una forma muy especial al presidente del PP, Pablo Casado”.
Feijóo hizo hincapié en el hecho de que Casado se estrenase como líder del partido en un acto en la capital gallega; “Le agradezco esa decisión y creo además que es algo muy solemne”. Para Feijóo que el primer acto de Casado sea en el funeral de Fernández Albor demuestra un “marchamo” de lo que será su liderazgo, empezando por el principio, y que en este caso se demuestra visitando Galicia para “honrar a las personas que nos antecedieron y gracias a las cuales estamos aquí”.

“Galleguismo cordial”
En la misma línea se manifestó el nuevo presidente del PP, que destacó la humildad de Fernández Albor como una de sus principales características y que además le permitió plantear “el galleguismo cordial” que hoy es uno de los pilares del PP.
“Dije que tanto Alberto Núñez Feijóo como el Partido Popular de Galicia para mí eran una referencia y por eso es muy acertado que el primer día como presidente del PP vuelva aquí, aunque sea en circunstancias no muy felices porque es un funeral de una persona muy querida, pero demostrando que ese compromiso lo voy a cumplir”, concluyó Casado antes de entrar a la Catedral. l

Comentarios