lunes 27.01.2020

El soberanismo llega a un consenso de mínimos sobre qué exigir al PSOE

El independentismo pedirá en la mesa de diálogo la autodeterminación y el “fin de la represión”
Aragonés, Torra y Budó llegan a la reunión de los principales partidos soberanistas | toni albir (efe)
Aragonés, Torra y Budó llegan a la reunión de los principales partidos soberanistas | toni albir (efe)

Los partidos y entidades independentistas exhibieron sus diferencias estratégicas en la cumbre convocada por el presidente catalán, Quim Torra, en la que solo se pudo alcanzar un consenso de mínimos para reclamar al Gobierno español el derecho a la autodeterminación y el “fin de la represión”.

La cumbre independentista, celebrada en el Palau de la Generalitat y que duró cerca de dos horas, había sido convocada por Torra para perfilar, de manera consensuada, la posición del Govern de cara a la apertura de negociaciones con el Ejecutivo de Sánchez en busca de una solución política para el conflicto.

Escepticismo de la CUP

Los participantes alcanzaron un mínimo consenso en que el Govern debe ir a la mesa negociadora con Sánchez solo a defender la autodeterminación y el “fin de la represión”, pero se constató el “escepticismo” de CUP y ANC y la “cautela” con la que JxCat afronta este diálogo previsto en el acuerdo de investidura.

En la reunión, presidida por Torra, estuvieron presentes asimismo el vicepresidente del Govern, Pere Aragonés, la consellera de la Presidencia, Meritxell Budó, y representantes de los partidos y entidades: Marta Vilalta y Josep Maria Jové (ERC), Elsa Artadi y Albert Batet (JxCat), Carles Riera y Maria Rovira (CUP), Marcel Mauri y Jordi Bosch (Ómnium) y Josep Cruanyes y Ariá Bayé (ANC).

En el encuentro también participó, por videoconferencia, el eurodiputado Antoni Comín, cara visible del llamado Consejo por la República.

Pese a que del encuentro no se salió con ningún documento pactado, Budó explicó posteriormente que Torra recibió el “apoyo” de partidos y entidades a reclamar ante Sánchez el derecho a la autodeterminación y el “fin de la represión”, cuestiones que concitaron el “consenso” de los asistentes.

Si la reunión prevista entre Torra y Sánchez se produce “de manera inmediata”, dijo Budó, el presidente de la Generalitat “ya tiene el consenso de todos los actores del independentismo que ayer estaban representados en esta reunión, para exponerle tanto el derecho a la autodeterminación como el fin de la represión”.

Pero más allá de esta unidad de mínimos, las comparecencias de los asistentes revelaron las divergencias estratégicas entre ellos, con propuestas diversas que el Govern “analizará”.

El más contundente a la hora de mostrar su “máximo escepticismo” ante la mesa de negociación con el Gobierno español ha sido Carles Riera, que apostó por la “movilización” y avisó de que la CUP será “rotundamente beligerante” si el diálogo entre ejecutivos se ciñe a “marcos de naturaleza autonomista”.

Comentarios