sábado 5/12/20

El cierre de Navarra, Burgos y Aranda confina a 6,3 millones de españoles ante el avance del virus

Sanidad informa de 217 muertos más y 37.889 nuevos casos, con mayor incidencia entre 
los 10 y 19 años
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón | o. barroso (ep)
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón | o. barroso (ep)

Casi 6,3 millones de españoles quedarán confinados perimetralmente esta semana, cuando entren en vigor los cierres anunciados para toda Navarra (647.500 personas) a partir del jueves, desde hoy en Aranda de Duero y desde mañana en Burgos, en una semana que se inicia con el número de contagiados muy cerca del millón (974.449).

Por su parte, el Ministerio de Sanidad notificó 37.889 nuevos casos de Covid-19 desde el pasado viernes, 3.780 en las últimas 24 horas, con lo que la cifra total de contagios se eleva a 974.449, y la muertos a 33.992, 217 más.

La incidencia acumulada en los últimos 14 días (casos por cada 100.000 habitantes) es de 312,22 (frente a 280,8 del pasado viernes); mientras que la ocupación hospitalaria es del 10,3 % (9,8% el viernes) y la de las UCI del 21,04 % (19,56 % el viernes).

A juicio del Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, estos datos ponen de manifiesto que “no evolucionamos todo lo bien que nos gustaría y la incidencia acumulada de 312 está muy lejos de lo que nos gustaría conseguir”.

Simón advierte de que las medidas se tienen que cumplir “con mayor cuidado” porque se está entrando en el período invernal y para “evitar otras más restrictivas con un impacto social y económico más importante”.

Además, explicó que la franja de edad comprendida entre los 10 y los 19 años es la que registró mayor incremento de incidencia de Covid-19, que a día de hoy mantienen ingresados a 12.945 enfermos, con un índice del 10,3% de ocupación en los hospitales y del 21,04% en la UCI.

Por su parte, Navarra, donde hasta ahora solo había restricciones en Carcastillo (de unos 2.500 habitantes) y Cadreita (de unos 2.000), se convirtió en la primera comunidad autónoma en decretar el cierre perimetral de su territorio, del que no se permitirá la entrada o salida salvo en casos excepcionales. Hasta ahora los confinamientos eran por municipios o por áreas de salud.

Además, cerrarán en Navarra los bares, cafeterías y restaurantes, establecimientos que solo podrán mantener la actividad para venta de pan y prensa si disponen de habilitación para ello. En el caso de hoteles y casas rurales, además, se permitirá la restauración para atender a las personas que tengan alojadas, en mesas de 4 personas como máximo.

Simón afirmó que, si las medidas que acordó Navarra no cuentan con el aval de los tribunales, como sucedió con la Comunidad de Madrid, “habrá que ver qué ver qué alternativas” se plantean para normalizar la situación.

Este anuncio coincidió también con el confinamiento perimetral decretado por Castilla y León para Aranda de Duero (32.856 vecinos) desde hoy y para Burgos (175.821 residentes) desde mañana, de forma que uno de cada cuatro habitantes de esta región no podrán salir de su municipio sin causa justificada.

A un paso del confinamiento parece estar Logroño, pero la decisión del cierre se tomará más adelante, en función de los resultados de un cribado que se realiza en estos días.

En el otro lado, ayer se conoció que podrán salir de sus poblaciones los residentes en Lorca y Jumilla, en Murcia.

En Castilla y León, además de las poblaciones mencionadas, ya estaban confinadas Salamanca, con 144.228 habitantes, León (124.303), y Palencia (78.421), al igual que la burgalesa Miranda de Ebro (35.000), el municipio leonés de San Andrés de Rabanedo (30.000), y San Pedro Latarce, un pequeño pueblo de Valladolid de menos de quinientos vecinos.

En Andalucía queda confinada Écija (Sevilla), Almodóvar Del Río (Córdoba) y Linares (Jaén) , pues ya salió del confinamiento la localidad de Casariche.

Además, la Junta acordó para Granada y los 32 municipios de su área metropolitana el cierre de bares y locales comerciales a las 22.00 horas con reducción de aforo al 50% y un máximo de seis personas por mesa, así como el cierre de mercadillos y parques públicos.

En Murcia salieron de las restricciones Jumilla y Lorca, con lo que ya solo quedan confinadas 47.000 personas total en Totana, Fortuna y Abanilla.

Además, Melilla anunció que la ciudad se encuentra en un “preconfinamiento” que acabará en “un confinamiento total”, incluido el cierre de puerto y aeropuerto, “si en los próximos días no mejoran los datos”.

Asimismo, en Cataluña no se adoptaron restricciones a la movilidad, pero ya están cerrados durante 15 días sus bares y restaurantes, una medida a la que se sumará el cierre durante la noche de 22.00 a 07.00 horas de los comercios que abren las 24 horas del día y las tiendas anexas a gasolineras.

Comentarios