sábado 24/10/20

El PP tumba en el Senado la senda de déficit propuesta por el Gobierno

Montero acusa a los populares y a Cs de “despreciar” las políticas que se dirigen a mejorar los servicios públicos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tras la votación en el pleno del Senado | Kiko Huesca (efe)

El Pleno del Senado, con la mayoría absoluta del PP, rechazó ayer la flexibilización de los objetivos de déficit propuesta por el Gobierno, con lo que decae la nueva senda presupuestaria pese a contar con la aprobación del Congreso. 

Con 150 votos en contra, principalmente del PP pero también de Cs, Coalición Canaria y Foro, la senda de déficit para el período 2019-2021 solo contó con 97 votos favorables, entre ellos los del PSOE, Unidos Podemos, Esquerra Republicana, Grupo Vasco, PDeCat o Compromís, además de con una abstención.

Se trata de la segunda vez que es rechazada, después de que el pasado mes de julio no lograra superar el primer trámite en el Congreso, algo con lo que ya contaba el Gobierno, que la volvió a presentar para cumplir con los trámites previos a la aprobación en enero de los Presupuestos Generales del Estado de 2019.

Estreno
El Pleno del Senado estrenó así su capacidad de veto a la senda de déficit, la única que tiene, ya que en el resto de las leyes el Congreso siempre tiene la última palabra. Hasta ahora esta capacidad de veto nunca se había utilizado desde que el PP la introdujo en 2012 por medio de una modificación en la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Antes de la votación, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, acusó a PP y a Cs de hacer gala de un patriotismo “de quita y pon, de bandera y balcón, de pulsera y de cinturón”, pero que está alejado del interés general de la ciudadanía, como demuestran al negarse a votar a favor de un mayor margen presupuestario. Montero acusó a ambos partidos de “despreciar” las políticas que se dirigen a mejorar los servicios públicos y las condiciones de vida de la ciudadanía porque desde su “rigorismo liberal nunca han creído ni en el Estado del bienestar ni el en Estado de las autonomías”.

Montero, que comenzó confesando el “desencanto” que le provocaba la certeza de que su senda presupuestaria no podría sortear la mayoría absoluta del PP en la Cámara Alta, se fue creciendo a lo largo de una intervención en la que se mostró muy dura contra la “pinza nostálgica inmovilista” que han formado PP y Cs frente al Ejecutivo socialista.

La ministra insistió en que 2018 se cerrará con un déficit del 2,7% del PIB, cinco décimas por encima del comprometido por el anterior Gobierno del PP, por las trampas que los populares hicieron en los Presupuestos del año pasado, en los que no todas las políticas contaban con los fondos necesarios. Hizo hincapié en que con la senda vigente el Gobierno se enfrenta a la doble tarea de bajar el déficit el año que viene, pero también de hacer “los deberes no realizados por el PP”, que se gastó “los más de 6.000 millones que ahora no deja que las administraciones públicas puedan utilizar de forma legítima”.

Montero pidió a PP y Cs que expliquen a las autonomías que no van a poder tener el año que viene 2.500 millones adicionales, de los que 383 millones le corresponderían a Andalucía, 133 millones a Galicia, 124 millones a Castilla y León, y 66 millones a Murcia, comunidades que citó como ejemplo.

Comentarios