miércoles 25/11/20

La CIG suspende la huelga y espera que el nuevo Gobierno derogue la reforma laboral

La CIG suspendió la huelga general que tenía convocada para el próximo día 19, mientras da “unos meses” al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez

Paulo Carril informa de la decisión acordada por los organismos de dirección de la CIG | Lavandeira jr (efe)
Paulo Carril informa de la decisión acordada por los organismos de dirección de la CIG | Lavandeira jr (efe)

La CIG suspendió la huelga general que tenía convocada para el próximo día 19, mientras da “unos meses” al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, “condicionados” a que el cambio que se ha producido con la salida del PP de La Moncloa “sea real” y se materialice en la derogación de reformas.

El secretario xeral de la central nacionalista, Paulo Carril, advirtió de que esta decisión, acordada por los órganos de dirección de la CIG, la toman “conscientes de quién es el PSOE” y condicionada a que se produzca “ese cambio” a partir de la nueva correlación de fuerzas. De hecho, la organización sindical convierte el martes 19, dentro de dos semanas, en una “jornada nacional de movilización”, con manifestaciones en todas las comarcas, “para exigir la recuperación de derechos ya”.

De este modo, la CIG da unos meses a los socialistas, pero no permanecerá “de brazos cruzados”, sino que va a continuar por la senda de la movilización, la que considera que “puede conseguir vías alternativas”.
Si bien Paulo Carril ve en la pérdida del Ejecutivo por parte del PP un “primer paso” tras los casos de corrupción, paso al que a su juicio “contribuyó” la CIG con su “lucha”, subrayó que el PSOE fue quien “inició las políticas” en materia laboral, con una primera reforma del mercado de trabajo. De ahí que el sindicato vaya a estar “atento” a lo que ocurre desde este momento.

Valentía
Así, reivindicó la valentía de haber convocado un paro general “mientras otros sindicatos estaban callados, cuando no colaborando”. En este punto, hizo referencia a la “crítica” a la que sometieron estas otras organizaciones sindicales a la CIG cuando adoptó esa medida, y aseveró que ahora “quedan en evidencia”.
Desde su punto de vista, los otros sindicatos se mostraron “incapaces” para articular una respuesta, evidenciando así su “irrelevancia” e “inutilidad”, “incluso” habiendo sido “colaboradores”, según aseguró.


Con “la misma responsabilidad”, Paulo Carril defendió ahora “suspender” la huelga general “unos meses”, hasta que pueda “comprobar” cómo actúa el nuevo Gobierno con “la nueva correlación de fuerzas”.


A este respecto, subrayó que lo que la CIG hará es esperar a ver “si en los próximos meses” se establece un “calendario” para “derogar las reformas” y atender de este modo las reivindicaciones de la central nacionalista.
Esta “tabla reivindicativa”, según recordó Carril de forma resumida, son la derogación de las reformas laborales, la consecución de “avances reales” para las mujeres, las pensiones, el cese de las privatizaciones, la recuperación de derechos y libertades, medidas para los desempleados, frenos a la patronal y la posibilidad de “vivir y trabajar dignamente” en Galicia.

“Sabemos que nadie nos va a reconocer ningún mérito”, indicó también el secretario xeral de la CIG, más allá de mencionar la “credibilidad” frente a otros que, en su opinión, quedaron “retratados de forma muy vergonzosa” por su acción en un escenario en el que un PP “en minoría campaba a sus anchas”.

Comentarios