sábado 31/10/20

Riazor, final del culebrón

El templo blanquiazul será el escenario del partido entre el Sevilla y un Bergantiños que correrá con los gastos de apertura del estadio y obtendrá la recaudación de las entradas a un precio único de diez euros
12 abril 2019

Tras varios meses de trabajo, el Estadio Abanca Raizor presenta una imagen acorde con los tiemposm que corren y con la modernidad, después de que se acometiera la gran reforma de este sigo
El estadio Abanca Riazor será el escenario del partido de Copa del Rey entre el Bergantiños y el Sevilla | rcd

El estadio Abanca Riazor será el escenario que acogerá el encuentro de la segunda ronda de la Copa del Rey entre el Bergantiños, de Tercera División, y el Sevilla, de Primera División. El Deportivo y el club de Carballo llegaron ayer a un acuerdo para la cesión del terreno de juego para la disputa del partido que tendrá lugar el próximo 18 de diciembre a las 18.00 horas.

El acuerdo consiste en que el Bergantiños correrá con los gastos de apertura del estadio blanquiazul y también se hará con la recaudación total derivada de las entradas vendidas. Luciano ‘Chano’ Calvo, presidente de la entidad carballesa, confirmó a este diario que las entradas tendrán “un precio único de 10 euros” y que se abrirán solamente los accesos de las gradas de Preferencia Superior e Inferior. Por lo tanto, se habilitarán 8.546 asientos (5.460 en Preferencia Superior y 3.086 en Inferior).

El máximo mandatario del Bergantiños mostró su satisfacción por el acuerdo final y por las facilidades que supone para los aficionados del club. “La gente de Carballo está muy contenta por poder jugar en Riazor. Es lo mejor para la comodidad de la gente. Estamos satisfechos”, declaró Chano Calvo, que repartió agradecimientos: “Agradecemos al Deportivo y a la Real Federación Española de Fútbol que nos ayudaran a que el partido se celebrase en Riazor y también agradecemos a la gente que nos apoyó en las redes”.

Se llega así al final de un culebrón que empezó el pasado 17 de noviembre con el sorteo copero que deparó el choque entre Bergantiños y Sevilla. La entidad carballesa se puso manos a la obra para intentar acoger la eliminatoria en As Eiroas, su feudo habitual, pero la RFEF le negó esa posibilidad alegando que las instalaciones deportivas no cumplían los requisitos mínimos.

A partir de ahí, el Bergantiños comenzó la búsqueda de una alternativa que, en un primer momento, pareció estar lejos de Riazor debido a un comunicado emitido por el Deportivo en el que rechazaba la petición carballesa haciendo referencia a un informe técnico sobre el césped.

Sin embargo, la RFEF medió y volvió a poner el nombre de Riazor sobre la mesa el pasado martes ofreciendo el estadio blanquiazul, además de otras tres alternativas (Abegondo, Vero Boquete de San Lázaro y A Malata). El deseo del Bergantiños era lograr el visto bueno del Deportivo y finalmente ayer las dos partes llegaron a un acuerdo definitivo.

Comentarios