viernes 27/11/20
basquet coruña 79 - 90 palma

Pena pero menos

El Basquet Coruña, que saltó al parquet ya clasificado para los playoffs por la derrota en la víspera del Araberri, cayó en casa ante un Palma que no demostró condiciones de colista

Moritz Lanegger anotó dos de los 18 triples de un Palma que con el triunfo de ayer abandona los puestos de descenso                             | quintana
Moritz Lanegger anotó dos de los 18 triples de un Palma que con el triunfo de ayer abandona los puestos de descenso | quintana

El Basquet Coruña, que saltó al parquet ya clasificado para los playoffs por la derrota en la víspera del Araberri, cayó en casa ante un Palma que no demostró condiciones de colista, sino de equipo con mucho potencial, eso sí, ayudado por la mala defensa de los locales, que encajaron un diluvio de triples: 18 (de 29 intentos), la mayoría de ellos sin oposición.

El bombardeo tuvo su punto álgido en el tercer cuarto. Concretamente en el arranque. Los pupilos de Félix Alonso enchufaron cuatro seguidos sin fallo, que acompañados por sendas canasta de Zyle y Jawara construyeron un parcial de 0-16 que cambió por completo el rumbo del encuentro. Un rumbo que el Coruña fue retomando también desde el arco, pero tras ponerse a dos puntos (67-69), Huertas enroscó desde más 9 metros y sobre la bocina del cuarto un tiro de mucho más que tres puntos.

Quiero y no puedo
El último acto fue un quiero y no puedo naranja. El BC apretó, más que nada al final, pero jamás llegó a ahogar, sobre todo porque jugó desde el principio como si solo quedasen un par de minutos: acciones individuales, tiros precipitados y olvido de un Olmos que en el primer periodo demostró, con 9 tantos, su superioridad sobre los pívots rivales.
Un triple de Monaghan resucitó a la grada (78-82) con tres minutos en el reloj. Luego erró un tiro libre para dejar el déficit en una sola canasta. Y a continuación, Joan Tomás, más solo que la una, firmó el 17º triple del Palma y el acta de defunción del partido.


Un conjunto balear que ya había avisado en el trepidante periodo inaugural, en el que anotó 5 veces desde 6.75 en 7 tentativas. El Coruña no le fue a la zaga: 4 de 8, aunque todos ellos en los pimeros cinco minutos, con 3 de 3 de inicio de Monaghan, para una máxima renta de 14-5.


Alonso paró el partido y se olvidó de la zona 2-3. Y sus chicos se lo agradecieron con un parcial de 0-9 que niveló el combate, que permanecería así al término de los 10 primeros minutos (30-29).
En el segundo, solo tres triples entre ambos (1-2) y un muy discutibles criterio arbitral: al Palma no le pitaron la primera falta hasta que restaban 2:40 para el descanso (47-41), cuando el marcador del Coruña ya lucía seis.

Adiós a la quinta
Una mera anécdota por lo que vendría después del parón, la tormenta perfecta de un Palma que con este éxito escapa de los puestos de descenso, y un revés que deja al Basquet Coruña fuera en un 99.9% de la batalla por la quinta plaza final, la última que otorga ventaja de campo en los cuartos de final de los playoffs.

Comentarios