El empate del Levante provoca la destitución de López Muñiz

El consejo de administración del Levante anunció la destitución de Juan Ramón López Muñiz como entrenador del equipo valenciano horas después de que el cuadro levantino empatara con el Espanyol.

El empate del Levante provoca la destitución de López Muñiz
Diego López fue retirado en camilla en el minuto 44 y fue sustituido por Pau López  | efe
Diego López fue retirado en camilla en el minuto 44 y fue sustituido por Pau López | efe

El consejo de administración del Levante anunció la destitución de Juan Ramón López Muñiz como entrenador del equipo valenciano horas después de que el cuadro levantino empatara con el Espanyol. Además, el club informó de que Paco López, hasta ayer técnico del Atlético Levante UD, se ha convertido en el nuevo entrenador de la primera plantilla hasta final de temporada.
Francisco José López Fernández, de 50 años, se incorporó el pasado verano a la entidad levantinista para dirigir al filial, equipo al que deja líder del Grupo VI de la Tercera División. Además, Paco López, natural de la localidad valenciana de Silla, fue jugador del Levante UD en la temporada 94-95 que dirigió Juande Ramos.
Un penalti transformado por Morales al comienzo del segundo tiempo y un gol visitante en el 89 resolvieron un encuentro de fuerzas parejas y con pocas ocasiones de gol,con una igualada que sirve de muy poco a ambos equipos, en especial al Levante.
El equipo valenciano se volvió a quedar sin ganar por segundo partido seguido con un gol recibido sobre la hora y el Espanyol volvió a marcar también en el último instante, como en el encuentro anterior.
De entrada, el Espanyol, que llegaba con la moral de su victoria ante el Real Madrid de la pasada jornada, se mostró más suelto que un Levante atenazado por una mala situación clasificatoria, derivada de su crisis de juego y resultados.
Por ello, el equipo de Quique Sánchez Flores fue más dinámico y supo jugar cerca de la meta levantinista, aunque con muy poca profundidad.
El Levante se defendía mejor que en otras ocasiones, pero tenía muy poca salida de balón, ya que lo jugaba casi siempre en largo.
La primera parte concluyó con la lesión del meta visitante, Diego López, que fue retirado en camilla, conmocionado y con un collarín, tras un golpe en la cabeza con el atacante local Sadiku.
El segundo tiempo dio comienzo con la misma dinámica hasta que a los diez minutos un agarrón de Navarro a Cabaco en una acción a balón parado, fue castigado con penalti. Morales marcó de tiro raso a la izquierda de Pau López.
El tanto local cambió la dinámica del encuentro, ya que el Levante, como consecuencia de sus urgencias, pasó a tratar de defender el tanto ante un rival que, como mínimo, quería el empate y que para ello necesitaba asumir el protagonismo del encuentro.
En la única ocasión de que dispuso el cuadro catalán, Baptistao, tras una magnífica jugada de Jurado, estableció el empate cuando ya no quedaba tiempo para que los locales reaccionaran. l