sábado 16/1/21

Naturgy borra las letras del MAC pegadas sobre la fachada del museo

El último indicio de lo que hubo en el edificio se extingue mientras el posible traspaso municipal sigue en el aire

Durante todo el día, los operarios se encargaron de borrar el vinilo del logo del museo | javier alborés
Durante todo el día, los operarios se encargaron de borrar el vinilo del logo del museo | javier alborés

Era la única referencia que quedaba viva hasta ayer porque Naturgy se encargó de borrarla. La empresa se cargó el vinilo de la entrada del museo y las letras de MAC desaparecieron del ecosistema. La fachada del edificio de la avenida de Arteixo ya no da pistas de lo que fue. 

Antes marcharon una a una, las obras de las tres últimas muestras que se despidieron con el año y al tiempo, emigraron los que ocupaban silla en los múltiples talleres para afilar la creatividad y la técnica o simplemente para agitar sus conocimientos. Hacerlos más grandes. 

También sus monitores. Los profesores, y aunque a varios de la plantilla fija compuesta por diez empleados se les anunció una oferta para seguir en otro puesto, pero en la empresa, la situación sigue igual de parada que en octubre, cuando la compañía eléctrica decidió echar la verja. Las negociaciones están abiertas, señaló el concejal de Culturas, José Manuel Sande, el lunes durante la sesión plenaria.

No se sabe nada del futuro de la colección, más de 600 obras esperan inciertas su destino, y menos del proyecto “cobijo” que alimentaba la impronta de los creadores con becas, ayudas para inspirarse aquí o allá y que se desvanecía de un día para otro junto al movimiento contrario, el que traía a talentos de fuera de los Pirineos a pacer en la ciudad. 

Sigue en el aire el supuesto traspaso de poderes de Naturgy al Ayuntamiento. Quedaron en reunirse tras las vacaciones de Navidad. 

El concejal José Manuel Sande admitió hace unos días que habían estudiado la fórmula jurídica para darle alas al museo junto a la económica, para lo que ya reservaron una partida presupuestaria. 

Sobre la primera, explicó que  vendrá de la mano de la Fundación Emalcsa y en esa intención de retomar el MAC, el edil anunció un lavado de cara siguiendo la línea de otros centros del estado. Dándole una vuelta de tuerca a lo que había. 

El cambio a municipal supondrá, por tanto, cambios con respecto al modelo inicial. Sin embargo, hasta que Naturgy quiera no se podrá avanzar. 

Desde María Pita, señalan que tendrán que ver la viabilidad del museo y si merece la pena continuar en el edificio o hacer un trasvase de la actividad a otra instalación pública. 

Su intención es la de mantener a los trabajadores porque su experiencia es un aval para que la nueva etapa continúe funcionado de manera óptima. Para que esto ocurra, tendrán también el respaldo de las otras administraciones. Xunta y Diputación se comprometieron a aportar fondos para la causa.

Por otro lado, los partidos políticos con representación en el salón de plenos aprobaron el lunes por unanimidad la moción de censura presentada por el PP a favor de una segunda vida del MAC, donde la oposición afirmaba tener un absoluto desconocimiento de la situación en la que están las negociaciones y en todo caso, criticaba a la firma por desvincularse de la ciudad cerrando un pulmón para la creación. Sande insistía en que todo está aún por definirse.

Comentarios