Vecinos y comercio de A Falperra protestarán si la Xunta acepta abrir el centro de salud en la parcela alternativa

La Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra, entre otros colectivos del entorno, ya mostró su rechazo absoluto a la construcción del nuevo centro de salud del barrio en la parcela alternativa propuesta por el Ayuntamiento.

Vecinos y comercio de A Falperra protestarán si la Xunta acepta abrir el centro de salud en la parcela alternativa
La Consellería de Sanidade analiza las posibilidades que le da la finca propuesta por el Ayuntamiento | pedro puig
La Consellería de Sanidade analiza las posibilidades que le da la finca propuesta por el Ayuntamiento | pedro puig

La Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra, entre otros colectivos del entorno, ya mostró su rechazo absoluto a la construcción del nuevo centro de salud del barrio en la parcela alternativa propuesta por el Ayuntamiento. La Consellería de Sanidade, sin embargo, se comprometió la semana pasada a estudiar y analizar las posibilidades de trasladar el proyecto pensado para el mercado de Santa Lucía, ante lo que los comerciantes y la mayoría de los residentes advierten de que de aprobarse la modificación protestarán por ir en contra de los intereses generales.
Si la Xunta acepta como válido abrir el nuevo equipamiento sanitario en la calle de A Falperra, tal y como le pide la Marea, los actores afectados tienen previsto mostrar su “desacuerdo” y moverse ante una decisión que no entenderían. Así lo advertía ayer el presidente de la Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra, Antonio Deus, mientras desde el departamento del Ejecutivo gallego explicaban que no podían comentar ninguna conclusión antes de conversar con representantes del Consistorio.
Al margen de los pareceres a los que pueda llegar la Xunta después de ese estudio, Deus dice dudar de que “viendo la población a la que hay que prestar servicios Sanidade vea adecuada esa parcela”. Al menos el “99% de los vecinos y todos los comerciantes” no la ven buena porque no es lo que se pactó, “está en un extremo del barrio, con calles en pendiente para llegar, un solo carril en la calle y un tráfico intensísimo”.

Mejor quedarse como ahora
De hecho, asegura que en conversaciones con algunos de los usuarios del futuro centro de salud que tendrían que desplazarse desde la plaza de Vigo o Federico Tapia –porque la instalación vendría a sustituir a la actual ubicada en esta última calle– ha surgido la advertencia de que ellos prefieren quedarse con la infraestructura actual antes de tener que acudir al médico a la parte alta de A Falperra, como sugiere el Ayuntamiento con vehemencia.
El representante hace hincapié en las dificultades de movilidad hasta ese terreno disponible porque muchos de los beneficiarios del servicio médico son mayores que no pueden subir cuestas con tanta facilidad. No obstante, la defensa del proyecto original pactado para el edificio que alberga la plaza de abastos va más allá del aspecto puramente sanitario.
“Nosotros no veríamos adecuado que la Xunta la aceptara pensando en el barrio porque el centro también tiene que tener un efecto dinamizador y donde propone el alcalde no dinamiza a nadie”, incide. Las pocas voces discordantes que han surgido a la localización en Santa Lucía están vinculadas a un local de hostelería que está situado junto a la parcela de la discordia.

La agrupación sostiene que si “vecinos, comerciantes, placeros y Sanidade estamos todos de acuerdo y el único que discrepa es el señor Ferreiro tendrá que hacérselo mirar”. Desde el punto de vista de este colectivo un plan que estaba claro cuando se acordó hace cerca de cuatro años se ha complicado por la “falta de diálogo y escucha de Xulio Ferreiro, que debería ser el alcalde de todos los coruñeses”.
“No creo que no se puedan compatibilizar los usos como dicen y si hay que empezar de nuevo y derribar el edificio se puede hacer porque no tiene ningún tipo de protección”, defienden en la zona, en donde creen que se está “sometiendo a manipulación a la opinión pública”.